¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Metronidazol para perros: para qué sirve, precio y efectos secundarios

Un perro tomando metronidazol para perros

El metronidazol es un antibiótico y un antiparasitario.

© Tsuguliev / Shutterstock

El metronidazol es uno de los medicamentos más usados en la medicina veterinaria. Te explicamos cuáles son sus usos, posología, precios y efectos secundarios.

Por Dr. Gabriel García, veterinario y redactor médico en la sección 'Mascotas' del periódico EL TIEMPO

Actualizado el 13/10/21 9:30

Dentro de las responsabilidades de un tutor comprometido está la de hacer una desparasitación interna con cierta regularidad y velar por la salud de su mascota.

El mercado de animales de compañía cuenta con una amplia gama de productos para desparasitar, todos muy diferentes entre sí en sus vías de administración, formulaciones y dosificaciones.

Muchos de esos medicamentos, aunque provienen de la medicina humana, se pueden adquirir con relativa facilidad.

En regla general, necesitan de asesoramiento veterinario para que el efecto final no solo sea el esperado, sino también el deseado. Entre estos medicamentos encontramos los antibióticos y antiparasitarios como el metronidazol.

¿Qué es el metronidazol para perros?

El metronidazol, científicamente conocido como 5-nitro-imidazol, es quizá uno de los medicamentos más ampliamente usados tanto en la medicina humana como en la medicina veterinaria dadas sus amplias características como antibiótico y antiparasitario.

Es un medicamento sintético (producido en el laboratorio). Se encuentra clasificado dentro del grupo de los nitroimidazoles, en donde también se pueden encontrar productos veterinarios como el ronidazol, dimetridazol e ipronidazol.

Historia del uso del metronidazol en perros

El uso del metronidazol en la medicina humana tiene más de 35 años. Sin embargo, en la medicina veterinaria no. 

El origen del metronidazol data de aproximadamente 1944, cuando se empezó a evaluar el efecto antimicrobiano de ciertos compuestos.

Para 1955 se logró aislar una sustancia proveniente de las bacterias, la cual demostró un potente efecto contra una infección en los seres humanos.

Ya finalizando la década de los 50 se logró sintetizar el metronidazol y para 1963 se aprobó su uso en Estados Unidos.

A partir de allí, se ha ido ampliando el espectro de tratamiento en los seres humanos y también se ha mostrado su gran eficacia en la medicina veterinaria.

¿Qué hace el metronidazol en los perros?

El metronidazol para perros impide la propagación de los microorganismos causantes de enfermedades y produce sustancias tóxicas para las bacterias o parásitos.

El mecanismo por el cual loga este efecto puede ser complejo de entender; sin embargo, lo más importante que debes saber sobre este producto es que es altamente eficaz y seguro para tu perro.

Gracias a su eficacia y seguridad, el metronidazol se puede encontrar en diferentes presentaciones para administración por vía oral, intravenosa y tópica (a través de la piel), siendo la vía oral la más empleada en los perros.

Una vez administrado, el metronidazol se difunde por todo el organismo de tu perro dentro de las siguientes 1 o 2 horas y gracias al efecto del hígado se difunde por todo el organismo a través de la sangre para luego de 6 o 12 horas eliminarse a través de la orina.

Su potente efecto antibiótico y antiparasitario se logra gracias a que impide la reproducción de varios microrganismos (Fusobacterium spp., Clostridium spp., Helicobacter pylori, Entamoeba histolytica, Giardia spp., Trichomonas spp.) al destruir el ADN y también producir sustancias que “intoxican” al agente agresor produciéndoles una muerte celular.

¿Para qué se usa el metronidazol en perros?

El efecto del metronidazol es amplio. Puede ser usado como medicamento de elección para el tratamiento de diferentes afecciones en varios órganos de tu perro.

Dentro de los usos más comunes, podemos encontrar:

  • Diarrea

Es el uso más común tanto en la medicina veterinaria como en la humana. También se recomienda cuando hay infecciones del tracto gastrointestinal que generan inflamación y en casos como la diarrea, que se presenta de manera característica en la parvovirosis.

  • Enfermedades de cavidad oral

Se tata de infecciones por pérdida de dientes o infecciones de encías. También se recomienda luego de cualquier procedimiento odontológico o quirúrgico que se realice en la cavidad oral de tu perro.

  • Sistema nervioso

Gracias a que se difunde por vía sanguínea, el metronidazol puede ser seguro en el tratamiento de infecciones del sistema nervioso central como meningitis, entre otras.

Otros usos:

  • Tratamiento de enfermedades que cursen con inflamación gastrointestinal donde proliferan bacterias que no requieren de oxígeno para vivir (anaerobias) como colitis, enterocolitis, entre otras.

  • Infecciones del sistema urogenital, garganta o piel.

  • En medicina veterinaria también se emplea como antiparasitario en compañía de otros medicamentos para potenciar el efecto y ampliar el espectro de acción.

Dosis y frecuencia del metronidazol para perros

Es importante mencionar que todo tratamiento deberá siempre ser sugerido y supervisado por el médico veterinario tratante. Por más que el medicamento sea seguro, no conviene automedicar a tu perro ya que se pueden presentar problemas por sobredosis, empleo inadecuado o toxicidad.

Este medicamento se puede administrar por diferentes vías. La más frecuente, por su facilidad de administración y dosificación, es la vía oral que puede darse a través de comprimidos o pastillas, o también en forma de jarabe o suspensión oral.

En casos más graves, el médico veterinario podrá emplear la vía inyectable, para lo cual deberás visitar el consultorio y no intentar hacerlo en casa ya que puede ser peligroso para tu perro y también para ti.

¿Por cuántos días se debe tomar el metronidazol?

Usualmente, la dosis recomendada es de 50 mg al día por cada kg de peso de tu perro durante 5 a 7 días.

Esta dosis se puede dividir para que puedas administrar 25 mg dos veces al día.

Es importante conocer con exactitud el peso de tu perro ya que en muchas ocasiones, en razas muy pequeñas o razas gigantes, la dosificación puede ser dificultosa, por lo cual se recomienda buscar otras alternativas como suspensiones orales o concentraciones más reducidas del medicamento.

Por tratarse de un antibiótico es importante que realices el tratamiento por los días sugeridos a pesar de observar mejorías en tu perro.

Muchas veces, cuando se suspenden los tratamientos antes de tiempo, se generan resistencias de los microorganismos y para futuras ocasiones los medicamentos no resultarán tan eficaces como las primeras veces.

Uso del metronidazol para humanos en perros

Es importante mencionar en este apartado que si bien existe metronidazol de uso humano, debes hacer uso de los medicamentos que vienen especialmente diseñados para los perros.

Estos tienen estandarizadas las dosis, ingredientes, sabores y también las vías de administración adecuadas para los animales. Cuando se usan medicamentos para uso humano se corre el riesgo de una sobredosis o efectos adversos.

Efectos secundarios del metronidazol para perros

Si bien el metronidazol es un medicamento extremadamente seguro para tu perro, en algunas ocasiones, la mayoría de las veces muy raras y principalmente como resultado de una sobredosis, se pueden observar efectos indeseados.

Estos pueden ser desde síntomas leves hasta algunos que requerirán de supervisión veterinaria.

Los efectos secundarios más comunes del metronidazol para perros son:

  • Vómito, náusea o diarrea

  • Fiebre

  • Anorexia e inapetencia

  • Decaimiento y apatía

  • Dilatación de las pupilas

  • Algunos perros pueden presentar alergia al medicamento, la cual se caracterizará por agitación, inflamación, comezón y, en casos más graves, dificultad para respirar

  • Aumento de la salivación

  • Presencia de sangre en la orina 

  • Alteración en las enzimas del páncreas, que se observará a través de un examen diagnóstico

  • En casos más graves se han observado síntomas del sistema nervioso como depresión, convulsiones, temblores musculares, parálisis, descoordinación, rigidez de las patas, movimientos oculares rápidos y, en algunos casos, agresividad, ya que el perro está desorientado.

Si luego de iniciado el tratamiento observas alguno de los signos mencionados, la recomendación es suspender de inmediato el uso del metronidazol y acudir prontamente al médico veterinario para una valoración a tiempo.

Contraindicaciones del metronidazol para perros

  • No debe emplearse por tiempos superiores a los 7 días o a los indicados por el veterinario tratante

  • No debe administrarse este medicamento en perros gestantes o que estén lactando

  • Tampoco se recomienda su uso en animales que presenten problemas de desnutrición o que se encuentren extremadamente débiles

  • Consultar su uso en animales muy jóvenes o de avanzada edad

  • No siempre se recomienda su uso en cualquier evento de diarrea en perros, ya que esta puede ser causada por otros factores diferentes a bacterias o parásitos

  • Consultar antes de administrarlo a perros que hayan tenido antecedentes de enfermedades del sistema nervioso

  • Es importante que le menciones al veterinario si tu perro está siendo tratado con algún otro medicamento para evaluar posibles alteraciones en el efecto del metronidazol.

Precio al público del metronidazol para perros

Los precios del metronidazol para perros dependerán principalmente de la presentación y de la casa fabricante/laboratorio.

  • Precio en Argentina:

Puede variar entre los 300 y los 2.500 pesos argentinos.

  • Precio en Chile:

Se encuentra entre los 2.000 y los 15.000 pesos chilenos.

  • Precio en Colombia:

El precio varía entre los 2.000 y los 18.000 pesos colombianos.

También te puede interesar:

Recuerda siempre usar este y otro tipo de medicamentos solo bajo prescripción y supervisión del médico veterinario de tu mascota. Para evitar complicaciones por efectos adversos o sobredosis, nunca automediques a tu mascota. Los consejos publicados en Wamiz tienen una finalidad informativa y nunca deben ser utilizados como un sustituto a la consulta con un veterinario o especialista de la salud.