¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Quién fue y de qué murió el perro Toby de Colombia

Foto del perro Toby de Colombia

Toby falleció en febrero de 2021.

© CVZ_CES / Twitter

Toby, un perro colombiano, sufría de arritmia cardíaca que le producía constantes desmayos. Falleció en 2021 durante un implante de marcapasos.

Por Lucía F. Vargas

Actualizado el

En Colombia se realizó una cirugía de implante de marcapasos por primera vez en un perro en 2021. El paciente canino, llamado Toby, fue un perro de ocho años de raza golden retriver de cruce criollo.

¿Qué padecía Toby?

Toby padecía una complicación cardíaca que le provocaba constantes desmayos. Toby fue diagnosticado, un año antes de su fallecimiento, con una arritmia cardíaca provocada por un bloqueo auriculoventricular de tercer grado.

Los veterinarios de Manizales —la ciudad donde vivía, al norte de la capital colombiana— les dijeron a sus dueñas que Toby tendría máximo cuatro meses de vida.

En ese momento, sus dueñas empezaron a buscar una solución que le diera más tiempo de vida a Toby. Fue ahí donde conocieron el caso del gato Romeo, el primer felino en Colombia en tener un marcapasos en su cuerpo.

Romeo fue operado en el Centro de Veterinaria y Zootecnia (CVZ) de la Universidad CES de Medellín.

“Cuando vi que existía la opción llamé a Medellín y empezamos los trámites con la universidad porque en Medellín no había los recursos tecnológicos para hacerlo", le contó a El Tiempo, Manuela Dávila, quien adoptó a este canino a los 15 días de nacido. Según ella, Toby era un perro alegre, juguetón y amoroso, que a pesar de su enfermedad disfrutaba mucho la vida.

Una intervención compleja

La intervención tenía una gran complejidad, pero los veterinarios se mostraban confiados porque en el CVZ de la Universidad CES ya habían realizado el procedimieno una vez con el gato Romeo, un felino de nueve años de raza maine coon y que fue el primer felino que fue sometido a una intervención quirúrgica para implantar un marcapasos en 2020 en Colombia.

Romeo había sido diagnosticado con un bloqueo auroventricular grado 3 por los médicos veterinarios. Es decir, tenía una interrupción de los impulsos eléctricos de las aurículas a los ventrículos, lo que hacía que Romeo no pudiera mantenerse de pie y sufriera de desmayos constantes.

Una costosa cirugía

La cirugía de Toby costó 15 millones de pesos. Eso sin contar los gastos de traslado y estancia de él y de su familia en Medellín.

Ante el panorama, el Centro de Veterinaria y Zootecnia CES hizo una recaudación para que la gente pudiera donar y ayudar al perrito. 

Para la cirugía los médicos donaron el marcapasos, valuado en 9 millones de pesos, y el CVZ donó los gastos en el hospital, unos 3 millones. Los médicos decidieron realizar la cirugía sin cobrar nada por su tiempo.

Sin embargo, no todo salió como esperaban y Toby murió en el quirófano el 18 de febrero de 2021.

Un equipo interdisciplinario

Un equipo interdisciplinario —integrado por cirujanos, cardiólogos y anestesiólogos de medicina veterinaria del CVZ y profesionales de salud humana de CES Cardiología— fue el encargado de realizar esta cirugía en Medellín.

Según la Universidad CES, encargada del procedimiento, hubo complicaciones en la cirugía que le pretendía devolver una vida normal al canino.

”Pusimos todo nuestro empeño y conocimiento para regalarle una nueva oportunidad a Toby, pero desafortunadamente su corazón no resistió”, afirmaron desde las redes sociales de la Universidad.

“El paciente ingresó a preparación con un deterioro y cambios estructurales en su corazón considerables a causa de un bloqueo atrioventricular de tercer grado”, informó el Centro de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES a los medios de comunicación.

Toby era la esperanza de muchos veterinarios y familias de mascotas para dejar de pensar en las enfermedades cardíacas como un diagnóstico letal para sus mascotas.

Con la instalación del marcapasos, se esperaba que el animal pudiera llevar una vida normal, correr y brincar sin desmayarse.

Desde que Toby tenía tres años, le empezaron a dar convulsiones cada mes y fue tratado con medicina homeopática.

Después, el perrito fue perdiendo el equilibrio y se caía en el piso de manera repentina, lo anterior sumado a varios desmayos y a una agitación constante, por lo que cada vez sus dueñas se preocupaban más por su perrito.

La muerte de Toby dejó un profundo dolor en la familia y en todos los colombianos porque su historia se hizo viral en todo el país.

También te puede interesar:

Deja un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Estás seguro de querer borrar este comentario?

Conéctate para comentar