¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Las 10 mejores razas de gatos para niños

Foto de una raza de gato para niño

Los gatos ayudan a los niños en el proceso de socialización.

© Ermolaeva Olga 84 / Shutterstock

Todos queremos que nuestros niños crezcan tranquilos y seguros junto a nuestras mascotas. Aquí te mostramos las mejores razas de gatos para estar con niños.

Por Lucía F. Vargas

Actualizado el

Un gato puede ser una de las sorperas más agradables para un niño. La convivencia de los niños con los felinos les ayudará a adquirir conciencia sobre las reponsabilidades de tener un animal de compañía, expresar sus sentimientos y a respetar a sus mascotas.

Al igual que sucede con los humanos, cada gato es un mundo. Las distintas razas tienen diversos comportamientos. Algunos gatos pertenecientes a ciertas razas criadas para tratar con niños y acostumbradas a cuidar de los pequeños son sin duda una excelente opción para que tus hijos e hijas crezcan felices y seguros.

1. Maine coon

¿Imaginas un gato con el que tu hijo pueda bañarse? Todos tenemos en mente la imagen de que los gatos huyen del agua. Bueno, en el maine coon probablemente tenemos la excepción a la norma. Este gato, por lo general, tolera el agua mucho más que otras razas, pues desde su origen fue concebido para ello. Se trata, además, de un gato muy simpático y dócil que disfruta mucho siendo consentido por sus dueños. Así, se postula como un candidato muy interesante para que tu hijo pueda jugar con él entre las olas.

2. Persa

Su suave pelaje lo convierte en un gato muy amigable para el contacto con tus hijos. Pero esto no acaba aquí. Se trata de gatos que tienen una infinita paciencia para lidiar con niños, especialmente con los más pequeños. Los niños de la casa podrán jugar con ellos, acariciarlos, pasarles la mano por el lomo e incluso tumbarse con ellos con una preocupación mínima de que el gato vaya a responder de forma malhumorada. Sin duda, una excelente opción para que tus hijos puedan crecer acompañados de su peluda mascota.

3. Ragdoll

Un ragdoll es un gato dulce y tierno. No implica esto que sea un animal especialmente dado a los juegos, por lo que tu hijo deberá tener un poco de paciencia con su nuevo compañero. No obstante, sí se trata de un gato muy tranquilo, por lo que suele dar a los niños pequeños todo el tiempo que necesitan para agarrarles cariño.

El gato ragdoll se caracteriza también por ser muy inteligente. Por esta razón, a medida que pasen las semanas y los meses y el gato y el niño se vayan acostumbrando el uno al otro, seguro que tu hijo disfrutará de cualquier actividad con su nuevo compañero. Si te decides por el ragdoll, prepárate para tener un gato que te dará un montón de sorpresas.

4. Siamés 

Los gatos son animales con fama de ser territoriales y autónomos. Pero el gato siamés constituye una excepción clara a este tópico. Se trata de gatos que, por norma general, buscan siempre la compañía del ser humano, el contacto físico. Es por esto precisamente que se trata de un gato ciertamente atento en todo momento que estará siempre pendiente de ubicar dónde está tu hijo, con quién y si está bien. Si te decides por un gato siamés, prepárate para tener una mascota que estará al lado de tus hijos a toda hora.

5. Angora

¿Un gato que juega a buscar y traer cosas como si fuera un perro? Existe. Se trata del gato de angora, sin lugar a duda, una de las razas más indicadas para que se críe junto con tus hijos. Además, es un animal extremadamente leal y fiel. Al igual que el gato siamés, esta raza disfruta subiéndose a lugares altos para saber todo lo que sucede en la casa y que no se le escape ni el más mínimo detalle. Recuerda, igualmente, que el angora también es capaz de aprender un montón de trucos. Cuanto más le enseñes a este gato, más ratos divertidos podrás pasar con él.

6. Abisinio

¿Eres más de gatos con pelaje corto? El abisinio es tu raza. Se trata de un animal con especial fama de juguetón en el mundo felino, pues adora los juguetes y se pasa buena parte de su vida comportándose como suelen hacerlo los cachorros. Le encanta el ejercicio físico, con lo que, si dispones de jardín, pocas cosas agradarán más a tus hijos que salir a jugar con él: correrá, saltará y, sobre todo, tratará de trepar cada árbol que encuentre en su camino. Si te decides por el abisinio, prepárate para que toda la familia queme una buena cantidad de calorías jugando con este minino tan divertido.

7. Snowshoe

Un gato para los niños más tranquilos. Como si se tratara de un aristocrático gatito inglés, más preparado para el lento ritmo de los palacios que para vivir trepidantes aventuras a pie de calle, el snowshoe rara vez pierde la compostura. Tu hijo podrá tenerlo en su regazo y él se quedará tan tranquilo emitiendo apenas un leve maullido que será el mejor indicativo de que se encuentra muy a gusto donde está. Un gato perfecto si el plan familiar ideal es permanecer en casa con la chimenea encendida y en compañía de buena lectura.

8. Manx

¿Tienes un hijo recién nacido y temes que pueda hacer daño a tu gato, por ejemplo, agarrándolo fuerte de la cola? El manx es tu gato: ¡no tienen cola! A este particular aspecto, este animal le añade un comportamiento responsable, noble y afectuoso. Todas estas características convierten a los manx en una raza felina especialmente indicada para aquellos hogares donde tienen pensado ampliar la familia prontamente con niños. Si apuestas por un gato así, no te equivocarás.

9. Sphynx o gato esfinge

Ideal para niños con alergias. El sphynx, con su llamativo aspecto, se caracteriza por tener un pelaje extremadamente corto (no son pelados, aunque lo parezcan), por lo que se evitan problemas respiratorios derivados de los ácaros que se alojan en los pelos de los gatos. Además, se trata también de un minino con un carácter especialmente tranquilo y reposado, por lo que resulta muy recomendable para que los niños puedan jugar con ellos con bastante tranquilidad.

10. Cornish rex

Se trata de uno de los gatos más divertidos del mundo. Se dice que esta clase de felino vive en un infinito estado de juventud. La causa se debe a que ama los juegos y el entretenimiento en todo momento. Con sus orejas grandes y su pelaje rizado, nos encontramos con un minino de apariencia muy especial que se caracteriza además por ser especialmente audaz y disfrutar del apego en sus breves momentos de descanso. Tu hijo disfrutará de lo lindo enseñándole trucos y pasando tiempo acariciándolo.

Ahora que ya conoces algunas de las razas más interesantes para tus hijos, solo queda elegir. Recuerda que no es una mala idea que sea tu propio hijo quien escoja a su compañero. Bien educado, cualquier minino será el compañero perfecto de tu hijo.

También te puede interesar:

Deja un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Estás seguro de querer borrar este comentario?

Conéctate para comentar