¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

¿Qué es la comida seca para perros?

Comida seca para perros

La comida seca es rica en proteínas, grasas y fibras.

© 279photo Studio / Shutterstock

Ya sea para cachorros, perros diabéticos o razas pequeñas o grandes, la comida seca forma parte de la alimentación de muchas mascotas.

Por Dr. Gabriel García, veterinario y redactor médico en la sección 'Mascotas' del periódico EL TIEMPO

Publicado el 23/6/21 3:51

Nutrir adecuadamente a un perro va más allá de solo darle comida dos o tres veces al día. Es importante tener en cuenta que cada perro tiene necesidades nutricionales diferentes y que cualquier déficit o exceso puede incidir en el estado físico y de salud de los animales.

Un exceso de comida generará problemas de sobrepeso u obesidad, mientras que un defecto en la comida puede llevar a enfermedades o desnutrición. Por lo anterior, alimentar adecuadamente a tu perro no debe ser un tema menor y la elección de la comida adecuada no puede tomarse a la ligera.

¿Qué es la comida seca?

Se le conoce como comida seca al alimento concentrado, balanceado, pienso o croquetas que les suministramos a nuestros perros y que está principalmente compuesto por “galletas”, “pepas” o pellets, como se le llama en diferentes partes de Latinoamérica.

Esta forma de alimentación corresponde a una pequeña partícula en la cual están todos los nutrientes que tu perro necesita: carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas, minerales, entre otros, y está hecha de diferentes ingredientes, entre los cuales se encuentran generalmente harinas de pescado, pollo o carnes rojas, cereales, legumbres, etc. 

A diferencia de la comida húmeda o semihúmeda, que tiene entre 60% y 84% de humedad, la comida seca debe tener entre un 8% y un 14%, lo cual le permite perdurar más tiempo aunque reduce un poco lo apetitoso que puede llegar a ser para nuestros perros y también llegar a causar dificultades en animales pequeños o adultos mayores que no tienen la misma facilidad de masticar y triturar el alimento.

Origen de la comida seca para perros

Si bien los antepasados del perro doméstico eran considerados como carnívoros estrictos y formaban manadas y grupos sociales para cazar presas como alimento, en la actualidad —y debido a la domesticación—, los perros comparten los espacios con el ser humano y dependen casi exclusivamente de nosotros para obtener cosas básicas como alimento, abrigo, entre otras cosas.

Sus instintos no se perdieron, sino que fueron modificados generación tras generación para adaptarse a las condiciones que los seres humanos les podemos brindar hoy en día. A raíz de todo este proceso, la alimentación tuvo que modificarse también, ya que era un aspecto crítico en la convivencia, manutención y bienestar del perro doméstico.

Antiguamente, los perros eran alimentados con sobrantes de la alimentación del hombre, algo que no les proporcionaba los nutrientes necesarios para un crecimiento y desarrollo aptos y, además, les traía problemas gastrointestinales, de obesidad y sobrepeso. En algunos casos, problemas más graves como diabetes, problemas de la glándula tiroides, entre muchos otros.

El primer alimento especializado para perros

El cambio se inició en el siglo XIX cuando se creó el primer alimento especializado para perros: las “Galletas de Spratt para perros y perritos” en honor a su creador James Spratt. A partir de esas primeras exploraciones en el alimento para perros, las grandes empresas empezaron una carrera para conocer mejor la nutrición canina: necesidades, ingredientes, procesos, empaquetado, etc., hasta llegar al alimento concentrado que conocemos hoy en día.

Actualmente, el alimento está pensado para cubrir las necesidades del perro como individuo importante de las familias multiespecie y no como un animal más dentro del gran universo de los animales domésticos, teniendo en cuenta que existen un sinnúmero de razas, tamaños y características particulares que pueden y deben ser tratadas desde la alimentación.

¿Cómo se hace la comida seca?

La tecnología en la fabricación de este tipo de alimentos ha avanzado bastante, todo con miras a mejorar la calidad de la comida para las mascotas y también para sus amos. En la actualidad, la comida seca de los perros se puede hacer de tres formas:

  • Extrusión

Si bien el termino puede parecer demasiado técnico, la explicación es muy sencilla. Luego de mezclarse los diferentes ingredientes, son llevados a altas temperaturas (que pueden sobrepasar los 100 grados centígrados) sin perder sus propiedades nutricionales, para posteriormente pasar por una máquina de extrusionado que, aparte de cocinar la mezcla y darle forma a la partícula, la expande. Como resultado, la mezcla de ingredientes queda con la forma deseada y los ingredientes se conservan por más tiempo.

  • Horneado

Este mecanismo se emplea más en la fabricación de snacks como galletas, huesos u otros premios. Este mecanismo requiere menos temperatura que el extruido pero los alimentos (o la mezcla de estos) pierden un poco de su valor nutricional, razón por la cual necesita aditivos como vitaminas, saborizantes, grasas, entre otros. Aunque, de forma positiva, queda con una textura más llamativa para los perros al ser suave y crocante.

  • Prensado en frío

Es quizá uno de los métodos más recientes. Consiste en mezclar los ingredientes de la comida seca y compactarlos para luego someterlos a bajas temperaturas, lo que hace que las propiedades nutricionales y los sabores se mantengan casi al natural.

Gamas de la comida seca para perros

Existe otra clasificación del alimento concentrado que va de acuerdo con los ingredientes y las propiedades particulares que estos ofrecen. En el mercado se pueden encontrar alimentos:

  • De bajo costo

Si bien el precio no es un indicador de la calidad o de los beneficios de un alimento en especial, los alimentos económicos se caracterizan por usar diferentes ingredientes como harinas de carne, cereales y legumbres u hortalizas de bajo aporte nutricional que, si bien son de buena calidad, no son nutricionalmente excelentes o no son del todo adecuadas. Es decir, pueden contener grandes cantidades de harinas o cereales que en definitiva no impactan significativamente la nutrición del animal.

  • Prémium

Son marcas o variedades más costosas que las anteriores. La diferencia radica principalmente en los ingredientes que se emplean, la segmentación que hacen de acuerdo con la edad, la actividad física, entre otras características, y los empaques más llamativos.

  • Súper prémium

Estos son alimentos más especializados que, aparte de tener ingredientes más naturales, de mayor valor nutricional y procesados de manera diferente, cuentan con unas líneas más específicas como: alimentación para perros con problemas renales, hepáticos, digestivos, entre otros. Su costo es mayor ya que ofrecen dietas más variadas y balanceadas.

Principales ingredientes y características de la comida seca

  • Proteína

Este es el principal ingrediente que debe tener la comida seca de tu perro ya que de él dependerá el crecimiento, la fuerza de articulaciones, huesos y músculos, y también el estado del sistema inmunológico del animal. La proteína suele provenir de la carne, el pollo o el pescado y, dependiendo del tipo de concentrado, la materia prima puede ser de mayor o menor calidad.

  • Grasa

Este elemento ayuda a mantener la piel y el pelo de tu perro saludables, brillantes y en buen estado. Adicionalmente, es una excelente fuente de energía y ayuda en el trasporte de algunas vitaminas. Es importante conocer el estado de tu perro y verificar si la cantidad de grasa es la adecuada: existen alimentos considerados bajos en grasas o light que tienen 6% de grasa o menos, mientras que los demás pueden tener 11% e incluso más.

  • Fibra

La fibra ayuda a que la digestión del resto de los componentes sea más fácil evitando problemas como estreñimiento o diarrea. Se obtiene principalmente de ingredientes como cereales o vegetales.

  • Humedad

Se refiere principalmente a la cantidad de agua que contiene el alimento. Normalmente, la comida seca tiende a tener entre 8% y 14% de humedad. Esto es importante tenerlo en cuenta porque a mayor humedad, menor contenido de nutrientes de importante valor nutricional. Además, es significativo recordar que el agua es uno de los nutrientes más importantes de la alimentación en general de los seres humanos y los animales por lo que a menor humedad, el perro deberá tener mayor disposición de agua.

  • Sabor

En el mercado existe una amplia gama de sabores. Sin embargo, hay que revisar con detenimiento el origen de estos ya que, en algunas ocasiones, estos provienen de saborizantes artificiales o grasas animales.

  • Textura

Normalmente, el alimento seco tiene una textura rígida. Sin embargo, de acuerdo con la edad de tu perro y el estado de su dentadura, será mejor elegir un alimento con mayor humedad pero que tenga un aporte de proteína significativo.

  • Tamaño de la partícula

Va muy de la mano con la textura. Usualmente, las empresas fabricantes tienen en cuenta que el tamaño de la partícula o del pellet puede significar una dificultad para los cachorros, perros adultos mayores o perros con problemas de dentición, ya que puede ser dificultoso para algunos triturar la partícula y optarán por pasar el grano entero, lo cual no es recomendable.

Ventajas de la comida seca para perros

  • Es un alimento fácil de conseguir: en cualquier tienda de mascotas, supermercado o almacén veterinario puedes encontrar diferentes marcas, tamaños, sabores y precios.

  • No se descompone con facilidad. Si el concentrado se mantiene en lugares limpios y secos, se mantendrá en buenas condiciones por largo tiempo. Es ideal que no pase más de 24 horas fuera del empaque o de contenedores, ya que puede ser menos apetitoso para tu perro o dar lugar a la llegada de insectos o roedores.

  • Baja en carbohidratos, por lo que tendrá menos calorías y no facilitará que tu perro tenga problemas de obesidad o sobrepeso.

  • Ayuda a mantener la higiene oral, evitando problemas como sarro o caries por la fricción que tu perro hace al masticarla.

  • El tamaño y la consistencia de las heces será menor, más compacta y el olor será menos intenso con el alimento seco.

  • Precio: si bien los puedes encontrar en diferentes rangos de precios, los alimentos secos serán más baratos que los alimentos semihúmedos o húmedos.

¿Cómo elegir la comida seca de mi perro?

Para ayudarte en el proceso, es importante que consultes con tu médico veterinario, quien no solo te asesorará en esta elección, sino también en la marca que vaya acorde con las necesidades específicas de tu mascota. Para que lo tengas en cuenta, es importante que consideres:

  • La edad de tu perro

Los cachorros, a partir del mes y medio o dos meses, pueden empezar a consumir concentrado especial para ellos ya que contiene ingredientes (como leche, vitaminas, minerales, entre otros) que les ayudarán en su crecimiento. Posteriormente, cuando los perros alcanzan cierta edad, deben empezar a consumir alimentos bajos en calorías y grasas y altos en proteínas.

  • Peso

Esto no dependerá solamente del alimento, sino también de la frecuencia, cantidad y actividad física que haga tu perro. En el mercado existen alimentos especializados para animales con bajo peso, sobrepeso o aquellos que quieren mantenerse en el peso ideal.

  • Actividad física

Los animales acostumbrados a la actividad física frecuente o intensa necesitarán más energía y más proteínas, mientras que los más sedentarios necesitarán menos energía y grasas para evitar que aumenten de peso con facilidad.

  • Tamaño

El tamaño del perro influirá en el tamaño de la partícula, ya que las razas más pequeñas tendrán dificultad para triturar partículas más grandes, mientras que las razas más grandes comerán con avidez cuando la partícula es excesivamente pequeña.

  • Raza

Aunque no es un factor fundamental, en el mercado existen alimentos secos especializados para determinadas razas, teniendo en cuenta que la raza es un factor predisponente en la presentación de ciertas enfermedades, por lo que vienen con aditivos para fortalecer esas áreas que pueden llegar a ser de importancia.

La recomendación principal es que, antes de decidirte por un alimento seco en particular, consultes con el médico veterinario o nutricionista animal, quien podrá explicarte qué tipo de alimento debes darle a tu perro y cuál es el ideal.

¿Dónde se puede conseguir comida seca para perro?

Actualmente, el alimento concentrado o seco se puede conseguir en almacenes de cadena, grandes superficies, supermercados, tiendas de mascotas y servicios veterinarios, ya que es el tipo de alimento más usado y también el más difundido.

Adicionalmente, existen muchas empresas independientes o emprendimientos que ofrecen alimento seco para mascotas con premisas como mejores ingredientes, cero aditivos o procesos más caseros.

Vale la pena mencionar que este tipo de alimento, en especial el horneado, que requiere menos tecnología, puede prepararse con facilidad en casa. Lo importante, si estás pensando en preparar la comida de tu perro, es que verifiques que los ingredientes sean de calidad, la dieta balanceada y que se cumplan a cabalidad todas las normas de bioseguridad para evitar contaminación del alimento durante la preparación o el almacenamiento.

Antes de elegir uno en especial, es importante recibir asesoría de un médico veterinario, conocer las necesidades concretas de tu perro y aprender a leer la tabla nutricional y los ingredientes de cada producto. En el mercado existen muchas opciones, pero es importante elegir la que vaya más acorde con las necesidades específicas de cada animal.

¿Cuánta comida seca se le debe dar a un perro?

La cantidad de concentrado, pienso o balanceado dependerá de muchos factores como el tamaño del animal, la raza, la actividad física que realiza, el estado de salud, el metabolismo y también la frecuencia con la que lo alimentes. Usualmente, se recomienda que los perros adultos no coman menos de dos veces al día, mientras que los cachorros necesitarán alimento más de tres veces por día.

Una vez que tengas en cuenta lo anterior, es importante que revises la guía nutricional que debe ir siempre en el empaque del alimento. Si bien esta puede variar entre marcas, lo ideal es que:

  • Perros de 3 kg o menos consuman entre 50-90 gramos de concentrado al día.
  • Perros entre los 3 y los 10 kg deben consumir entre 90 y 200 gramos de concentrado al día.
  • Perros entre los 10 y los 20 kg entre 200 y 350 gramos de concentrado al día.
  • Perros entre los 20 y los 40 kg entre 450 y 600 gramos de concentrado por día.
  • Perros de más de 50 kg necesitarán entre 600 y 800 gramos de comida al día.

¿Es adecuado mezclar comida seca y húmeda?

No existe ningún riesgo al mezclar estos dos tipos de comida. Todo lo contrario: al hacer la mezcla, le otorgarás a tu perro otra textura, diversificarás los sabores y los ingredientes, motivarás el consumo del alimento, aportarás humedad al alimento seco y a ellos les encantará. Lo importante es que balancees adecuadamente las proporciones para evitar problemas de sobrepeso u obesidad.

Los consejos publicados en Wamiz tienen una finalidad informativa y nunca deben ser utilizados como un sustituto a la consulta con un veterinario o especialista de la salud.