¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Sabueso fino colombiano: orígenes, comportamiento, precio y criaderos

Un sabueso fino colombiano

El sabueso fino colombiano se distingue por sus largas orejas.

© Dneprstock / Shutterstock

Se trata de la única raza canina oficial proveniente de Colombia. Resistente y saludable, es un perro laborioso e inteligente, pero también sociable y amable.

Por Lucía F. Vargas

Publicado el 26/5/21 1:08

Colombia no tenía un perro originario. No fue hasta el año 2015 cuando el Club Canino Colombiano determinó al sabueso fino colombiano como la única raza autóctona del país sudamericano. También denominado tinajero, chapolo, bramador o aullador, cuenta con rasgos muy propios, tanto físicos como utilitarios, por selección natural.

El sabueso fino colombiano es un perro desarrollado a partir de los perros de cacería y de gran olfato que ingresaron al país cafetero desde la época de la conquista. Actualmente, se trata de un perro icónico en la memoria del país. Su historia, que se puede rastrear a través de fotografías y relatos campesinos, se remonta al menos 200 años atrás.

El fino colombiano se originó a partir de razas de perros tipo sabueso, es decir, perros que tienen un olfato muy agudo y por lo tanto son aptos para la caza.

El sabueso fino es la única raza canina reconocida de Colombia

Historia del sabueso fino colombiano

Los orígenes del ahora conocido como sabueso fino colombiano se remontan a los años de la colonización española y a la actual Colombia. Así, desde mediados del siglo XVI hasta el siglo XIX se introdujeron en el territorio sabuesos españoles que sirvieron entonces para cazar ratones.

Junto con ellos, llegaron galgos para cazar reses y perdigueros que, con su habilidad para nadar, permitían acceder a la preciada carne de los patos. Con le llegada de la legión británica, unos años después, ingresaron a la región razas de perros ingleses como el fox hound y el pointer.

Todas estas razas contribuyeron a la realización del sabueso fino colombiano que, gracias a sus grandes habilidades como perro de caza, se hizo muy popular en todo el territorio. Finalmente, supo adaptarse a las diferentes latitudes de las regiones colombianas.

El sabueso fino colombiano es fiel, sociable, instintivo y obstinado

Características del sabueso fino colombiano

Lo primero que llama la atención del sabueso fino colombiano son sus enormes orejas. Grandes, colgantes, llamativas y ligeramente redondeadas, son parte de un rostro donde destacan además unos ojos grandes y brillantes.

Cuenta además con una trufa grande, bien desarrollada y de color negro o marrón. Su hocico es de longitud mediana, puede ser ligeramente más corto que el cráneo, perfil recto. Visto desde arriba es rectangular. Sus labios no son muy gruesos ni desarrollados, el labio superior cubre el inferior.

Las mejillas son planas y los ojos tienen una característica forma almendrada de expresión dulce. En el estándar de la raza no se admiten ojos azules o que tengan distinto color entre ellos. La forma de las orejas ideal dentro de lo que describe el estándar es colgante de implante medio, buen largo sin ser exagerado y pabellones amplios con borde redondeado.

Tamaño y peso

El sabueso fino colombiano cuenta con un cuerpo fornido y resistente, de proporción rectangular, y es una raza cuyo tamaño pertenece a la categoría mediana. Sin embargo, este perro puede presentar dos variedades:

Estándar: de 45 a 50 cm de altura a la cruz, con un peso entre 15 y 25 Kg.

Grande: de 51 a 58 cm de altura a la cruz, con un peso entre 25 y 35 Kg.

Pelaje del sabueso fino colombiano

El pelo del sabueso fino colombiano es corto, liso y brillante, y se le puede encontrar bajo las variedades de rojo, negro, blanco, marrón y atigrado (puede tener diversas tonalidades y combinaciones de estos colores).

La raza fue reconocida oficialmente en 2015

Comportamiento y temperamento

El sabueso fino colombiano es un perro fiel y cariñoso, aunque terco y obstinado cuando lleva a cabo actividades como la caza. En el hogar es afectuoso con los niños y un excelente perro de compañía. El sabueso colombiano es muy inteligente e intuitivo, lo que lo convierte en una raza perfecta para la caza en terrenos difíciles, ya que es muy resistente.

El sabueso fino colombiano puede ser un poco tímido con quienes no conoce, pero es un perro muy tranquilo. Tampoco tiene problemas con otros perros. Por el contrario, sabe llevar muy bien el trabajo en equipo.

Enfermedades y cuidados

El sabueso fino colombiano es una raza particularmente resistente y saludable, pues no existen patologías específicas que sean conocidas en ella, siempre obviamente que el perro se mantenga regularmente vacunado. Su punto débil seguramente son las orejas. Estas, siendo largas, son más propensas a la acumulación de cera y suciedad.

Además, durante los paseos pueden llenarse fácilmente de cuerpos extraños. Por este motivo, el perro tendrá que ser revisado cada vez que regrese de una cacería o de un paseo largo por el campo. Deberás limpiar sus orejas de cera y suciedad habitualmente para evitar acumulaciones que pueden derivar en complicaciones.

Criaderos de sabuesos finos colombianos

La Asociación Club del Sabueso Fino Colombiano recomienda a las personas que deseen adquirir un ejemplar de la raza verificar que el criador esté registrado ante la ACCC. Conviene consultar la información a menudo, pues se trata de una página que va cambiando con el tiempo. Recuerda que no se pueden adoptar perros con menos de 60 días de edad y que siempre debes comprobar su estado de salud.

Precio del sabueso fino colombiano

Un sabueso fino colombiano cachorro puede costar al cambio actual unos 400 dólares en adelante. Procura comprar a un criador de confianza para asegurarte de que tu perro tenga buena salud y temperamento. Es decir, que haya sido bien seleccionado (con padres sin enfermedades genéticas), debidamente socializado para que no sea demasiado miedoso ni agresivo, esté vacunado y bien cuidado.

Un criador confiable te entregará un certificado veterinario que asegura que el animal está completamente desparasitado y sano. Si buscas opciones que además cumplan con un compromiso animalista mayor, es posible preguntar en los refugios de perros abandonados para explorar la posibilidad de adoptar un sabueso fino colombiano.