¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

¿Qué son los perros comunitarios en Chile?

Perros comunitarios en las calles de Chile

Los perros comunitarios son confundidos con perros callejeros.

© dooguzi / Shutterstock

En Chile, los perros comunitarios no tienen un solo dueño, sino que son alimentados por una comunidad que se encarga de darles los cuidados básicos.  

Por Natalia Messer

Actualizado el 1/7/21 4:44

No son perros callejeros, aunque algunos no tienen un hogar ni un dueño particular. Son los denominados perros comunitarios, protegidos en Chile por la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas, más conocida como "Ley Cholito".

¿Qué son los perros comunitarios según la 'Ley Cholito'?

De acuerdo con la "Ley Cholito", promulgada en 2017, y que establece una serie de obligaciones para aquellas personas responsables de mascotas o animales de compañía, los perros comunitarios son aquellos “que no tienen un dueño en particular pero que la comunidad alimenta y les entrega cuidados básicos”.

El artículo 2° de la Ley 21.020 define también lo que es una mascota o animal de compañía, un animal abandonado, un perro callejero, un animal perdido y un animal potencialmente peligroso.

Diferencia entre un perro callejero y un perro comunitario

El perro callejero es aquel cuyo dueño “no hace una tenencia responsable y es mantenido en el espacio público durante todo el día o gran parte de él sin control directo”.

La diferencia con el perro comunitario es que este no se encuentra en una situación de abandono, pues un grupo de personas se ha hecho cargo del animal y le proporciona cuidados básicos, como abrigo y alimentación.

Los perros comunitarios, por lo general, tienen un nombre y reciben algún grado de vigilancia, pese a que en ocasiones deambulan en la vía pública y pueden ser confundidos como perros callejeros, perdidos o abandonados.

Por eso, se recomienda que también sean inscritos en el Registro Nacional de Mascotas y Animales de Compañía.

La ley chilena protege a los perros comunitarios 

¿Cómo inscribir a un perro comunitario en Chile?

Como el perro comunitario no tiene un dueño en particular, el trámite debe realizarse presencialmente en la municipalidad, a través de un funcionario administrativo quien se encargará de inscribir al animal en dicha categoría.

Es generalmente la oficina de Tenencia Responsable y/o Dirección de Zoonosis la encargada de inscribir a los perros comunitarios. Es muy importante señalar al funcionario municipal que la mascota debe quedar inscrita a nombre del gobierno comunal y no de una persona natural.

En caso de querer dejar un nombre, es solo para coordinación o comunicación entre la municipalidad y el barrio donde se encuentra viviendo el perro comunitario.

Inscribir a un perro comunitario en línea en Chile

Desafortunadamente, no es posible inscribir a un perro comunitario por Internet en Chile. La razón es porque en la plataforma https://registratumascota.cl  se debe ingresar con la clave única (una contraseña que utilizan los chilenos para realizar diversos trámites).

Entonces, si es a través de esta vía, el perro quedará registrado automáticamente a nombre de una persona determinada, quien será el responsable de ahí en adelante y por lo tanto, el perro no será considerado como perro comunitario.

¿Existen los gatos comunitarios en Chile?

Técnicamente, no. Como anunció en su momento la Subsecretaria de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), se excluyó a los gatos de esta conceptualización por su temperamento y formas de relacionarse con la comunidad, pues evitan el contacto físico.

Sin embargo, esto no impide que los gatos puedan ser también inscritos bajo el término de “comunitario” en el Registro Nacional de Mascotas.

¿Quién tiene la responsabilidad de un perro comunitario?

La "Ley Cholito" apunta a una tenencia responsable de las mascotas, por eso también la importancia de inscribir a perros y gatos en el Registro Nacional, además de “proporcionarles alimento, albergue y buen trato, los cuidados veterinarios indispensables para su bienestar y no someterlos a sufrimientos a lo largo de su vida”, como señala la normativa.

En el caso de los perros comunitarios, es la comunidad o grupo de personas quienes se encargan de alimentar, abrigar y dar techo al animal.

Las juntas de vecinos en Chile también pueden hacerse cargo de los perros comunitarios y llevar el registro de su plan de vacunación, manejo sanitario y la inserción del chip o dispositivo externo para identificación, en caso de extravío.

Un perro comunitario no está exento de una esterilización y de controles médicos, especialmente si hay indicios de alguna enfermedad que pudiese afectar a las personas u otras mascotas.

La Ley 21.020 exige que tanto para las mascotas con dueños como para los perros comunitarios la tenencia siempre sea responsable, para evitar toda forma de maltrato animal.

De hecho, la norma se inspiró en “Cholito”, un perro comunitario del barrio de Patronato, en Santiago de Chile, que era alimentado por una comunidad de comerciantes y que murió cruelmente apaleado en 2017.  

¿Cuántos perros comunitarios hay en Chile?

Según la Subdere, en Chile habría 255 mil perros deambulando por las calles y sectores rurales, aunque generalmente los perros comunitarios se concentran en el sector urbano.

Es difícil tener un catastro de cuántos perros comunitarios hay en Chile, porque no todos han sido inscritos en el Registro Nacional de Mascotas. Algunos animales se encuentran abandonados, pero otros son alimentados y cuidados por una comunidad, por tanto, merecen la categorización de “comunitarios”.

Después de que se promulgó la Ley de Tenencia Responsable en 2017, se observó un aumento en el abandono de gatos y perros. Según los expertos, las razones habrían sido las sanciones que estableció la norma, como citaciones a los juzgados de policía local y multas que podían llegar hasta el millón y medio de pesos chilenos (cerca de 2.100 dólares estadounidenses).

Se estima que hay cerca de 3.6 millones de perros y más de 1.2 millones de gatos en Chile, de acuerdo con un estudio conducido por Fabián Espínola, médico veterinario de la Universidad de Chile, y donde se concluyó que entre un 5% y un 7% de los animales en el país sudamericano no tendría un dueño único o conocido.