¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Yoga para perros en Chile

Mujer practica yoga con perro

En Chile ya puedes practicar yoga con tu perro.

© Yuttana Jaowattana / Shutterstock

“Doga” es la rama del yoga para perros. En Chile, sigue siendo una práctica un tanto desconocida, aunque ya existen ofertas donde practicarlo.

Por Natalia Messer

Publicado el 18/4/21 11:24

Si necesitas que tu perro se relaje, entonces, el doga puede ser la solución. Se trata de yoga, pero orientada a canes. El concepto surgió de la combinación de dos palabras: “dog” (perro, en inglés) y “yoga”.

El doga surgió en Estados Unidos, en 2002, cuando la instructora de yoga Suzi Teitelman comenzó a hacer ejercicios junto a su cachorro maltés Coali.

La disciplina causó tanto interés que, más tarde, abrieron los primeros clubes de “doga” para enseñar algunas posturas de yoga para perros, como el guerrero y el perezoso, que resultan ser de bajo impacto.  

Las personas que practican esta disciplina destacan que permite estrechar vínculos con nuestras mascotas y que estas logran realmente relajarse, no importa la raza que sean o el tamaño que tengan.  

Durante las sesiones debes guiar siempre a tu perro, para que pueda ejecutar bien las posturas y al final de cada sesión reciba un merecido masaje. Los ejercicios varían de acuerdo a la estatura y tamaño del perro.

¿Cómo es una clase de yoga para perros?

Las clases son, en general, personalizadas y no superan las 12 personas, además de las mascotas.

Durante la sesión debes estar guiando a tu perro, estar siempre en contacto con este, incluyéndolo en la postura que haya que ejecutar. La idea no es estresar al animal, por tanto, debemos relajar sus músculos con masajes previos.

Una clase de doga dura aproximadamente entre 40 y 60 minutos. Para el entrenamiento necesitas ropa cómoda, una colchoneta o frazada, una botella de agua y algún premio como galleta o un hueso comestible para tu perro.

Los instructores de esta disciplina recomiendan llegar 20 minutos antes de la clase, para que el animal pueda botar un poco de energía, corriendo o jugando con otros animales.

El "doga" estrecha los vínculos con tu perro

¿Cuáles son los beneficios del yoga para perros?

Practicar esta disciplina mejorará tu postura y salud mental. Te sentirás más relajado y tendrás un sueño de mejor calidad. Tu perro también tendrá una mejor circulación; sus músculos se relajarán y trabajará su fuerza.

Un aspecto importante es que el vínculo con tu mascota se estrechará aún más. Podrás enseñarle sobre la confianza mutua.

Según los instructores de doga, con un par de sesiones es posible reducir la ansiedad y el estrés de tu mascota. Si tu perro sufre de algún cuadro de estrés o hiperactividad, esta puede ser la solución al problema.

Otra ventaja es la quema de calorías durante las clases. Dependiendo de las posturas puedes gastar mucha energía y, al mismo tiempo, controlar también el peso de tu mascota. En Chile, 1 de cada 3 mascotas sufre obesidad. 

Con los masajes que le des a tu perro en cada sesión estarás liberando las llamadas hormonas de la felicidad, por lo que entregarás bienestar a tu mascota.

Las posturas ayudan a reducir el estrés de tu perro

¿Cómo practicar yoga con mi perro?

No necesitas conocer ejercicios o tener práctica para asistir a una clase de doga. Déjate sorprender y sigue las indicaciones del instructor, quien guiará toda clase.

Si ves que tu perro está muy inquieto, dale su espacio, no lo obligues si justo ese día está más hiperactivo o solo quiere echarse en el suelo.

El proceso es gradual. Comienza con las posturas más fáciles y con el tiempo incluye más movimientos o fuerza.

Las posturas dependen mucho del tamaño de tu mascota. Si tu perro es pequeño, puedes practicar la pose “el guerrero” o, bien, si es grande puedes hacer más estiramiento y trabajo de fuerza.

Durante los descansos puedes aprovechar para masajear a tu perro o bien hidratarlo. Al final de la sesión recompénsalo con una galleta o snack.

¿Dónde puedo practicar yoga para perros en Chile?

En los últimos años han surgido algunos grupos en redes sociales, como Doga Chile, que organizan clases de yoga para perros al aire libre. Suelen encontrarse siempre al aire libre, como el parque Inés de Suárez, en Providencia, Santiago de Chile.

Generalmente, se reúnen los fines de semana y todo se hace previa coordinación con el instructor. Se paga además por clases. Los montos, hasta hace algún tiempo, rondaban los 5.000 pesos chilenos por sesión (6 dólares estadounidenses aproximadamente).

Debido a la pandemia del covid-19 se han suspendido estos encuentros. Sin embargo, puedes encontrar algunas clases en YouTube u otras plataformas. Te dejamos un video donde puedes conocer algunas posturas para que las realices en casa junto a tu perro.

En Facebook está también la comunidad Doga Viña del Mar, donde puedes informarte acerca de las clases y su actual modalidad. Las sesiones dependen de las edades y tamaños de los perros. Hay clases regulares, senior y para cachorros.

La cuenta de Instagram Doga.vzla ofrece contenidos sobre esta disciplina que definen como “una práctica que pueden emplear para mejorar diferentes aspectos de la salud física, mental y espiritual de sus peludos, además ofrece la posibilidad de trabajar nuestra mente y cuerpo junto a ellos, todo desde la maravillosa energía del amor”.

El pasado 2020 organizaron algunas clases virtuales vía Zoom, individuales y para grupos pequeños. Los instructores están basados en Caracas, Venezuela, pero ya han instruido a alumnos con sus mascotas en Chile.