¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Remedios caseros para quitarles las pulgas a los perros

Perro con pulgas  rascándose

A las pulgas no les gusta el olor a limón.

© Yuliya Evstratenko / Shutterstock

Si notas inquietud, incomodidad y rascado constante en tu perro, es muy problable que tenga pulgas. Existen remedios caseros para controlarlas y evitarlas.

Por Dr. Gabriel García, veterinario y redactor médico en la sección 'Mascotas' del periódico EL TIEMPO

Publicado el 3/6/21 2:41

Los que hemos convivido con perros, en algunas ocasiones también hemos tenido que convivir con las pulgas: esos visitantes molestos que de vez en cuando llegan a nuestros hogares.

Por fortuna, existen remedios caseros que ayudan a que esas visitas incómodas no perduren en el tiempo.

¿Qué son las pulgas?

Las pulgas son los parásitos externos más comunes de perros y gatos que habitan en climas templados a cálidos y preferiblemente húmedos. Estas se pueden instalar en tu perro sin importarles mucho las condiciones de aseo que tengas con él o en casa, ya que en una salida al parque o al jugar con otros animales, los canes se pueden convertir en blanco fácil de ellas. Sin embargo, si se hace un tratamiento juicioso y dedicado, estarás evitando que se alojen en la piel, el pelo o algunas zonas de casa.

En el mercado es fácil encontrar diferentes opciones para controlar estos parásitos, pero una buena alternativa es hacer un tratamiento casero con las siguientes ventajas: económico, fácil, rápido, sin componentes químicos, útiles para ellos y para nosotros y, lo mejor, efectivos.

La manzanilla es muy buena para combatir las pulgas en cachorros

Remedios caseros para quitarle las pulgas a un perro de manera natural

Cítricos

Mucho se conoce sobre las propiedades medicinales que tienen los cítricos como el limón, la mandarina o la naranja. Adicionalmente, estas frutas tienen un excelente efecto en el tratamiento de las pulgas gracias a su intenso olor.

Basta con frotar la cáscara de estas frutas sobre la piel del perro para empezar a combatir las pulgas.

Adicionalmente, se puede elaborar un repelente casero: hervir rodajas de limón o las cáscaras de la naranja o la mandarina en abundante agua (aproximadamente un litro) y dejar enfriar.

Luego, se puede aplicar sobre la piel del perro (teniendo especial cuidado con los ojos, la nariz y la boca) con ayuda de un atomizador o una toalla impregnada. Y también se pueden limpiar zonas de la casa con esta mezcla.

Es importante recalcar que, si bien el olor de los cítricos es molesto para las pulgas, también puede serlo para los perros, por lo que debemos estar atentos a cualquier molestia, inquietud e incomodidad que observemos en el animal.

Vinagre

El uso del vinagre en perros es ampliamente conocido para evitar el mal olor y algunos problemas de piel, además de servir para no tener que bañarlos con tanta frecuencia. Además, tiene reconocidas propiedades como antiparasitario externo.

El vinagre, blanco o de manzana, que normalmente se usa en las casas como aderezo de las ensaladas, se puede emplear de diferentes formas:

  • Repelente: basta con mezclar partes iguales de vinagre y agua. Esta mezcla se puede aplicar con la ayuda de una toalla impregnada o también con un atomizador a la hora del cepillado.
  • Champú: para esta presentación, necesitaremos mezclar partes iguales de vinagre y agua, y luego adicionarle el champú que normalmente empleamos en nuestro perro. Al momento del baño, se aplica esta mezcla y se hacen masajes en la piel y el pelo del animal, se deja actuar durante 5 a 15 minutos y se enjuaga muy bien. Adicionalmente, esta mezcla se puede almacenar en un recipiente para futuras ocasiones.

En ambos usos, es importante tener cuidado con los ojos, la nariz y la boca del animal porque puede resultar molesto y causar irritación.

Levadura de cerveza

La levadura de cerveza se puede conseguir en algunas tiendas o farmacias naturistas y es de gran ayuda para combatir las pulgas en los perros.

La levadura, al ser rica en vitamina B (especialmente B1), se puede suministrar directamente en el alimento del perro, frotarla sobre la piel o el pelo, o también preparando una mezcla en agua para aplicar sobre el animal o en el hogar.

No solo tendrá efecto positivo en el control de los parásitos, sino que también mejorará la piel, el pelo, la función intestinal y será una buena fuente de proteína.

Manzanilla

Conocida también como camomila, esta planta es un excelente tratamiento para las pulgas en cachorros. Recordemos que muchos de los antipulgas comerciales no son aptos para aplicar en animales de ciertas edades y si en la camada hay una alta infestación de pulgas, será necesario tomar medidas al respecto.

Esta planta tradicional tiene propiedades medicinales al ser analgésica, antiinflamatoria, relajante, cicatrizante. Además, mantiene la salud de la piel y el pelo del perro. Con todas esas propiedades se convierte en una aliada en el tratamiento de las pulgas. Para usarla, se recomienda preparar una infusión en abundante agua para, luego de enfriarla, bañar al perro con esta o aplicarla sobre la piel con la ayuda de un atomizador.

Romero y lavanda

Ambas plantas son reconocidas por su aroma especial que ayuda a armonizar el hogar y, en el caso del romero, en numerosas recetas de cocina.

Lo que poca gente sabe es que estas plantas también pueden servir como insecticidas naturales.

Si tenemos un jardín en casa, podemos plantar estas aromáticas para ahuyentar a diferentes tipos de insectos.

También se pueden frotar trozos de las plantas en diferentes elementos como cobijas, camas, collares, entre otros, para ayudar a hacer un control de las pulgas.

Adicionalmente, los aceites esenciales de lavanda y romero sirven para realizar un collar antipulgas casero: basta con diluir los aceites esenciales (que se consiguen en tiendas naturistas o farmacias homeopáticas) en agua e impregnar el collar o una pañoleta de nuestro perro.

No solo servirán para evitar las pulgas, sino que también darán un excelente aroma.

Algunos aceites esenciales permiten combatir las pulgas

Otras alternativas para acabar con las pulgas

Existen otro tipo de mecanismos con los cuales podemos controlar las pulgas no solo sobre nuestro perro, sino también en el ambiente.

Un control efectivo de los parásitos debe involucrar el aseo de nuestra mascota y también la higiene de los entornos en casa.

  • Aceites esenciales

Es una opción que cada vez toma más fuerza porque las personas han encontrado múltiples beneficios en el uso de esencias florales no solo para la salud humana, sino también para la salud de los animales. Además, es una forma poco invasiva de hacer tratamientos. Los más efectivos contra las pulgas son los de albahaca, cedro, citronela, lavanda, tomillo y también los cítricos. Estos se pueden emplear en las camas, cobijas o collares de los perros.

  • Altamisa

Conocida también como ajenjo, esta planta medicinal se puede usar en infusiones para rociar los elementos del dormitorio del perro, para hacer el aseo en la casa o también se puede sembrar en el jardín.

  • Sal

El efecto que tiene la sal sobre elementos como tapetes, cobijas o camas es el de secar el ambiente en el cual habitan las pulgas. Se esparcen pequeñas porciones de sal sobre los elementos y se deja durante uno o dos días para luego lavar o aspirar.

  • Aserrín de cedro

En algunas carpinterías o lugares donde se fabrican muebles o accesorios, es fácil conseguir aserrín de este árbol. Esta viruta se deposita en bolsas de tela que se pueden ubicar cerca del dormitorio del perro o en los lugares que él más prefiera. El poderoso aroma que desprende esta madera hará que las pulgas se alejen.

¿Cómo eliminar las pulgas de perro en casa?

Muchos de los tratamientos aquí sugeridos sirven para hacer un control de las pulgas en casa. De esta manera se puede evitar que las pulgas te ataquen a ti, a tu perro o incluso a las personas que conviven contigo.

Síntomas de picadura de pulga de perro en humanos

Los síntomas de la picadura de pulga pueden ser muy comunes y parecidos a una picadura por otro insecto: irritación, enrojecimiento, dolor, inquietud y rascado.

Las áreas anatómicas más comunes en las que las pulgas pican a los seres humanos suelen ser los tobillos y las piernas en general, brazos, cuello e incluso se pueden ver picaduras en el abdomen o en el pecho.

Aunque por lo general las picaduras de la pulga no son graves, algunas personas pueden manifestar signos de alergia como un brote aumentado y extenso de la piel e incluso dificultad para respirar.

¿Cómo tratar las picaduras de pulgas de perro en humanos?

En la mayoría de los casos no es necesario tratar las picaduras por pulga en las personas: lo recomendable es lavar la zona con agua y jabón, no rascar la herida para evitar laceraciones o contaminación de la herida con bacterias, aplicar frío en la zona para disminuir la inflamación y la comezón, y también hacer uso de cremas y productos que alivien el dolor y la hinchazón de la piel (en los casos que sea necesario).

Los consejos publicados en Wamiz tienen una finalidad informativa y nunca deben ser utilizados como un sustituto a la consulta con un veterinario o especialista de la salud.