¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

¿Qué es la comida húmeda para perros?

Imagen de comida húmeda para perros

La comida húmeda viene en varias presentaciones.

© Sharaf Maksumov / Shutterstock

Nuestro experto te explica qué es la comida húmeda, sus ventajas y desventajas, sus presentaciones y las porciones necesarias que debe consumir tu mascota.

Por Dr. Gabriel García, veterinario y redactor médico en la sección 'Mascotas' del periódico EL TIEMPO

Actualizado el

El mercado de la comida de mascotas ha evolucionado con el tiempo. Antiguamente, las personas alimentaban a sus animales de compañía con sobras o quizá hacían preparaciones especiales con sobrantes de comidas como caldos, sopas o mezclas.

Posteriormente, se empezaron a desarrollar los alimentos concentrados y, finalmente, se lograron desarrollar alimentos húmedos.

Todo esto con el fin de variar la dieta de los animales, ser lo más fieles posible a las necesidades de cada mascota y también ofrecer variedad en texturas, ingredientes y presentaciones.

¿Qué es la comida húmeda?

Las comidas húmedas son todas aquellas que, a diferencia de las sólidas, tienen un alto porcentaje de materia líquida o húmeda (entre el 60% y el 84%), y muchas veces alimentos semiprocesados o sin procesar como carnes, vegetales, legumbres, granos, entre otros.

La “comida húmeda” o “comida enlatada” se puede encontrar en cualquier tienda de mascotas o almacén veterinario. Existen diferentes opciones tanto para perros como para gatos: salsas, suplementos, saborizantes, enlatados, sobres e incluso algunos caldos o dietas naturales en presentaciones semihúmedas como paté o mezcla suave. 

Una variante que puedes encontrar también en el mercado es la comida catalogada como “semihúmeda”, en la que el porcentaje de agua o materia líquida es menor (inferior al 50%).

Estas presentan una textura más sólida (estilo paté, embutidos o gelatinas), pero en sus características y composiciones son más similares a la comida húmeda que a la sólida.

Origen de la comida húmeda para perros

Desde la domesticación de perros y gatos, uno de los grandes misterios siempre fue su alimentación.

En la antigüedad, muchas personas alimentaban a sus mascotas con sobras de comida humana, carne cruda o leche.

Posteriormente, en el siglo XIX, James Spratt vio que los perros que estaban en condición de calle en las cercanías a los puertos de Inglaterra se alimentaban y disfrutaban de las galletas que los marineros llevaban en sus viajes y que, principalmente, estaban hechas de harina de trigo, agua y sal.

Una dieta poco nutritiva para los perros, pero que funcionaba muy bien para los marineros ya que no exigía muchos métodos de conservación.

Spratt, al ver que los perros se alimentaban de aquellos bocados, decidió inventar el primer alimento concentrado para perros —al cual bautizó como “Galletas de Spratt para perros y perritos”— y que contenía harina de trigo, sal, agua, remolacha y carne de res.

Esta receta se popularizó principalmente entre las clases altas de la época y llegó a oídos de las grandes industrias, quienes decidieron tomar la idea y empezar a crear fórmulas más apropiadas para los perros y los gatos.

Luego de la Segunda Guerra Mundial hubo muchas restricciones para la fabricación de croquetas para perros y gatos por la dificultad de comercializar con los ingredientes, lo que obligó a todas las empresas a investigar otras opciones de fabricación de alimentos concentrados.

Por este motivo, aproximadamente entre 1940 y 1950, se creó la primera comida enlatada para perros y gatos.

A partir de allí, este mercado empezó a especializarse y en la actualidad es fácil encontrar que estos productos ofrecen cada vez nuevas dietas, ingredientes, sabores, presentaciones, etc. 

Concentrado o comida húmeda: ¿cuál elegir?

Esta es quizá una de las preguntas que los amos se hacen frecuentemente. La respuesta es muy sencilla: la alimentación —y la presentación de la misma— dependerá de las necesidades particulares de tu perro.

Yendo un poco más allá, no importa la forma de presentación sino los nutrientes y el contenido: existe un alimento adecuado para tu mascota dependiendo de la edad, la condición de salud, la etapa de la vida, el nivel de actividad física, entre otros.

Adicionalmente, es importante conocer la marca de alimento para garantizar que los ingredientes sean de alta calidad y que sean preparados de formas adecuadas.

En conclusión, la respuesta a esta pregunta deberá provenir de tres fuentes: tu mascota, tú mismo (y tu bolsillo) y también la asesoría de un médico veterinario.

La mejor marca o presentación será la que tu mascota pueda consumir y que le permita estar siempre saludable y con energía.

Diferencias entre la comida seca y húmeda

Aparte del aporte de la cantidad de agua, materia líquida o humedad, las diferencias suelen ser pocas:

  • Tamaño de la partícula

Por lo general, la comida húmeda tiene ingredientes enteros o semiprocesados que por estar en un medio líquido son suaves de consumir, lo que los hace ideales para animales adultos mayores o cachorros.

  • Ingredientes

Muchas personas utilizan la comida húmeda como un aditivo al concentrado seco; es decir, para motivar o premiar al perro o gato, se le mezcla la comida seca con la húmeda. Esto porque los ingredientes con los cuales están hechos los alimentos húmedos suelen ser más especializados y, por ende, más llamativos para las mascotas.

  • Tamaño de la ración

Por lo general y dependiendo del tamaño del animal y de la comida húmeda, un sobre o una lata de comida húmeda bastará para cubrir con los requerimientos de un día de tu perro o tu gato.

En este aspecto hay que tener en cuenta que, por lo general, los gatos suelen comer menos que los perros, por lo cual una lata de comida húmeda de gato alcanzará incluso para una semana de tu minino.

  • Precio

Haciendo la comparación precio-cantidad, la comida húmeda suele ser significativamente más costosa que la seca. Sin embargo, vale la pena decir que en la mayoría de los casos la comida húmeda tiene ingredientes de mejor calidad o está diseñada para suplir necesidades especiales de nutrición como: enfermedades renales, hepáticas, cardíacas o luego de procedimientos quirúrgicos, por lo que el costo no debería ser un impedimento para elegir entre una u otra.

  • Conservantes

Por su forma de fabricación, la comida enlatada tiende a durar mucho más que la seca o puede requerir ingredientes que faciliten su conservación en el tiempo similares a los que se usan en la industria de alimentos enlatados para los seres humanos.

Antes de elegir una marca en especial, es importante verificar los ingredientes para tratar que el alimento esté libre de conservantes artificiales que puedan no ser del todo buenos para tu perro o gato.

  • Textura

Por razones más que obvias, la textura más suave será la de la comida húmeda. Esta característica hace que sea el alimento preferido para animales adultos, animales con dificultad de masticar por condiciones particulares (como cirugías, problemas nerviosos, pérdida de piezas dentales, etc.) e incluso para cachorros.

La partícula del alimento seco, balanceado, pienso o concentrado tiene una textura rígida que puede llegar a ser difícil para ciertos animales. 

Ventajas de la comida húmeda para perros

Usar o no la dieta húmeda dependerá principalmente de las condiciones que tenga tu perro o tu gato. De acuerdo con eso, serán mejores o peores candidatos para ingerir este tipo de dietas.

Por lo general las ventajas comparativas más evidentes son:

  • Tiene un alto contenido de agua, lo cual es una ventaja para perros o gatos que no ingieren mucho líquido y que necesitan obtenerlo mediante el consumo de este tipo de alimentos.
  • Por lo general, los alimentos húmedos tienen ingredientes distintos a los del alimento concentrado, lo que los hace más llamativos, de aroma intenso y sabor agradable para ellos.
  • Texturas suaves para animales que tienen problemas al masticar bien, ya sea porque han perdido dientes, tienen problemas de sensibilidad de dientes o encías o tienen alguna otra alteración que les dificulta la masticación.
  • Generalmente, la comida húmeda tiene más porcentaje de proteína por porción que el alimento seco. Esto la hace un mejor alimento para animales en crecimiento, adultos mayores o animales que están en recuperación de enfermedades o cirugías.
  • Suele ser más llamativa para aquellos animales que tienen un paladar exigente.

Desventajas de la comida húmeda para perros

No todo es 100% positivo en cuanto a la comida húmeda.

Las desventajas más comunes son:

  • Para evitar la descomposición y mantener la comida siempre fresca y en óptimas condiciones, algunas marcas que se encuentran en el mercado hacen uso de conservantes, saborizantes y otros ingredientes no del todo saludables para nuestras mascotas.
  • Necesitarás mayor cantidad de comida húmeda para suplir los requerimientos de tu perro o tu gato.
  • Tienen un elevado costo.
  • Puede dar lugar a problemas de sarro, mal aliento, obesidad o sobrepeso. Es más sabrosa para ellos, por lo cual querrán siempre comer más y más. Adicionalmente, por la textura del alimento, puede hacer que se acumulen más residuos en la cavidad oral y en los dientes generando problemas cuando no hay una higiene adecuada.
  • Si bien ambos tipos de alimento deben almacenarse adecuadamente, la comida húmeda necesita mayores cuidados en cuanto a aspecto físico del empaque, fecha de vencimiento, almacenamiento, entre otros. Se debe mantener en refrigeración después de abierto para evitar que se descomponga rápidamente.
  • No todos los perros o gatos comen con la misma voracidad: existen algunos animales que prefieren comer pequeñas porciones durante todo el día, por lo que el alimento húmedo no sería indicado ya que, pasadas 4-5 horas de administrado, el alimento puede perder su calidad y empezar a alojar microorganismos perjudiciales para tu animal y para el alimento.

¿Cómo escoger la comida húmeda para tu perro?

Deberás antes que nada hablar con tu médico veterinario para que sea él quien te asesore en cuanto a ingredientes, cantidades y frecuencia de consumo.

Esta no es una decisión que deba tomarse a la ligera, ya que de una adecuada nutrición y alimentación dependerán las condiciones de salud de tu mascota.

Será tu médico veterinario quien te asesore sobre la conveniencia o no de administrar alimento húmedo a tu perro o gato.

¿Cuánta comida húmeda debo darle a mi perro?

Generalmente, la ración de comida húmeda es menor que la que se necesita de alimento seco. Sin embargo, hay que tener en cuenta los requerimientos especiales de cada animal para calcular la porción y la frecuencia.

En el campo de la nutrición de animales no existe una ley universal de cuánto o cada cuánto alimentar a tu mascota: sabemos que cada perro o gato tiene un apetito diferente y es con base en esas características particulares que tu médico veterinario adaptará el régimen alimenticio de tu compañero.

¿Es recomendable mezclar la comida húmeda con la seca?

Esta es una opción por la cual se deciden muchos tutores de perros o gatos. La razón: le proporciona variedad al alimento de las mascotas, mezcla lo mejor de esos dos tipos de comida, le proporciona diversidad en los sabores y en las texturas, llama más la atención de ellos, se siente como un pequeño premio por buen comportamiento o simplemente por afecto y, además, es fácil de mezclar.

Otra opción muy empleada por los amos es intercalar alimento seco y húmedo durante el día: concentrado en las mañanas y alimentos enlatados en las tardes.

Esta también es una opción adecuada para ofrecer a tu mascota alternativas de alimento variadas que llamen más su atención.

Es importante que, sea cual sea el método que elijas, tengas en cuenta que la ración siempre sea la adecuada para evitar problemas como indigestión, sobrepeso u obesidad.

¿Se puede preparar la comida húmeda en casa?

Claro que sí. Al igual que sucede con las dietas naturales o crudas, la comida húmeda o semihúmeda se puede preparar en casa sin mayores contratiempos o requerimientos específicos más allá de la calidad e inocuidad de los ingredientes, el no uso de condimentos como ajo, cebolla, sal, etc., y un adecuado almacenamiento.

Es importante que consultes con tu médico veterinario sobre cuáles son los mejores ingredientes, requerimientos específicos de tu mascota y también sugerencias de preparación y almacenamiento.

También te puede interesar:

Los consejos publicados en Wamiz tienen una finalidad informativa y nunca deben ser utilizados como un sustituto a la consulta con un veterinario o especialista de la salud.

Deja un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Estás seguro de querer borrar este comentario?

Conéctate para comentar