¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Metamizol sódico para perros: usos, dosis, precio y efectos secundarios

Perro tomando metamizol sódico

El metamizol sódico es un analgésico.

© Javier Brosch / Shutterstock

Ya sea en jarabe, inyectable o en tabletas, al metamizol sódico también se le conoce como dipirona o novalgina. Te explicamos para qué sirve.

Por Dr. Gabriel García, veterinario y redactor médico en la sección 'Mascotas' del periódico EL TIEMPO

Actualizado el

Si convives con un perro en casa, quizás en algún momento habrás pasado por una situación angustiante en la que tu mascota manifiesta signos de dolor (inquietud, vocalizaciones, inapetencia, etc.), aumento de temperatura o dolores musculares.

Como buen tutor, consultas con el médico veterinario de confianza y él, después de una valoración exhaustiva, te ha sugerido el uso del metamizol sódico.

¿Qué es? ¿En qué casos se recomienda su uso? ¿Cuáles son las contraindicaciones? Te contamos aquí todo sobre este producto y sus usos en la medicina veterinaria canina.

¿Qué es el metamizol sódico para perros?

Conocido también con el nombre de dipirona o novalgina, el metamizol sódico es uno de los medicamentos analgésicos más antiguos empleados en la medicina humana. 

Su origen data de 1920 aproximadamente. Posteriormente, empezó a emplearse en el campo de la medicina veterinaria, principalmente en bovinos, equinos, porcinos e incluso gatos, con potentes propiedades no solo analgésicas, sino también antiinflamatorias, antipiréticas (para combatir la fiebre) y antiespasmódicas (para el tratamiento de calambres o espasmos musculares).

¿Cómo y dónde actúa el metamizol sódico?

Dos de los efectos más reconocidos del metamizol sódico son el analgésico y antiinflamatorio.

Estos se logran ya que al desintegrarse en el hígado, el metamizol impide la producción de algunas de las sustancias que participan en el desarrollo del dolor y de la inflamación, las ciclooxigenasas.

Adicionalmente, este medicamento actúa sobre las neuronas, volviéndolas menos sensibles al dolor y, de esta forma, se genera un efecto de relajación sobre el músculo.

¿Para qué sirve el metamizol sódico en perros?

Aunque en la actualidad en la medicina veterinaria existen otros medicamentos más efectivos y seguros, el metamizol sódico se sigue empleando en la práctica veterinaria por su amplias cualidades farmacológicas.

Principalmente, se emplea para:

  • El dolor intenso o moderado en diferentes partes del cuerpo.
  • Reducir la fiebre: como medicamento de segunda elección cuando los demás tratamientos no han tenido efecto.
  • Como medicamento para reducir el dolor antes de cirugías u otros procedimientos invasivos.
  • Tratamiento de calambres o espasmos de los músculos lisos del cuerpo (como esófago, estomago o intestinos).
  • Dolor en el sistema urinario.
  • Dolores intensos producidos por enfermedades como el cáncer.
  • En algunas ocasiones se usa para reducir los dolores que genera el parto, aunque su uso es más empleado en porcinos.

Dosis del metamizol sódico en perros

Siempre es válido recordar que no debes automedicar a tu mascota. Todos los tratamientos que le proveas, por mínimos que sean, deben ser consultados previamente con el médico veterinario para no poner en riesgo la salud o la vida de tu mascota.

La dosificación dependerá de la duración del tratamiento, así:

  • Como analgésico previo a cirugías: una sola dosis de 30 mg por cada kg de peso del animal aproximadamente una hora antes del procedimiento quirúrgico.
  • Como analgésico o antipirético: se emplea de una a tres dosis cada 8, 12 o 24 horas. Si se administra cada 8 horas, la dosis será de 25 mg por cada kg de peso, y si se administra cada 12 o 24 horas, la dosis será de aproximadamente 40 mg por kg de peso.

Presentaciones del metamizol sódico para perros

El metamizol sódico es un medicamento que viene en presentación inyectable para ser usado por vía intravenosa, intramuscular o subcutánea, aunque las vías más empleadas y sugeridas en los perros son siempre las dos primeras.

En algunos países se pueden encontrar presentaciones orales (jarabe o tabletas), pero no es tan común.

Precauciones al usar el metamizol sódico en perros

Una precaución importante del metamizol sódico cuando se aplica por vía intravenosa es que esta debe ser muy lenta, no menos de 4 minutos, ya que algunos perros pueden presentar disminución de la presión arterial, convulsiones o alergias graves al medicamento, requiriendo la suspensión del procedimiento y, además, un tratamiento de emergencia.

Duración de los efectos del metamizol sódico en perros

Los efectos empezarán a verse pasados 30 minutos (cuando la administración es intravenosa) o 60 minutos (cuando la administración es intramuscular o subcutánea). Los efectos duran aproximadamente 6 a 8 horas.

Efectos secundarios del metamizol sódico para perros

Este medicamento es totalmente seguro si se siguen las instrucciones del médico veterinario. Sin embargo, en algunas ocasiones los perros pueden experimentar una reacción adversa a la administración del medicamento o al tratamiento en general.

Los principales efectos secundarios pueden ser:

  • Reacciones de alergia: ante las cuales se debe suspender la administración y hacer un tratamiento de acuerdo con los síntomas.
  • Cuando el medicamento se aplica muy rápido por vía intravenosa, se puede producir un choque cardiovascular; es decir, que el corazón deje de bombear sangre de manera adecuada.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca (taquicardia).
  • Usualmente se producen reacciones de dolor, comezón e inflamación en el lugar de la inyección, pero estas pasan con el tiempo y sin mayores contratiempos.

Contraindicaciones del metamizol sódico para perros

El metamizol sódico solo debe emplearse bajo recomendación y supervisión del médico veterinario tratante. Si bien cuando se usa correctamente este producto y se siguen las recomendaciones, el metamizol sódico es completamente seguro, en algunas ocasiones su uso se restringe.

Las principales contraindicaciones del metamizol sódico para perros son:

  • Animales con antecedentes de ulceras gastrointestinales, trastornos de la sangre (células, órganos, entre otros), enfermedades del sistema renal, enfermedades del hígado, hipertensión o taquicardia, enfermedades del corazón, aumento de la presión sanguínea en los ojos (glaucoma) y cáncer de próstata.
  • Perros con alergia a alguno de los componentes del medicamento bien sea por el metamizol sódico o por alguno de los líquidos con los cuales se administra.
  • No emplearlo cuando se han administrado otros medicamentos anestésicos como fenilbutazona, clorpromazina, entre otros.
  • En animales gestantes o que se encuentren lactando.
  • Animales con hemorragias.
  • Se sugiere no emplearlo en animales adultos mayores.

Sobredosis de metamizol sódico

Los casos de sobredosis en la medicina veterinaria son escasos, aunque se han reportado algunos en los cuales el perro puede presentar:

  • Nausea y/o vómito
  • Dolor abdominal
  • Dilatación de las pupilas
  • Aumento de la frecuencia cardiaca
  • Resequedad de las membranas mucosas del animal (nariz, boca, etc.)
  • Mareo, convulsiones o calambres
  • Retención de orina
  • Coloración rojiza de la orina cuando se administran dosis elevadas
  • Reacciones alérgicas graves

Precio al público del metamizol sódico

Precio en Argentina: 

  • Los precios pueden variar de 90 a 2.200 pesos argentinos, dependiendo de la presentación.

Precio en Chile:

  • Aproximadamente, 6.000 a 8.000 pesos chilenos.

Precio en Colombia:

  • Aproximadamente, 9.900 pesos colombianos, dependiendo de la compañía fabricante, la presentación y la cantidad.

Es importante recordar que este medicamento se vende solo bajo prescripción médica.

Precauciones generales al usar metamizol sódico en perros

  • Siempre seguir las recomendaciones del médico veterinario tratante en cuanto a dosis, vía y duración del tratamiento.
  • Siempre emplea los medicamentos de uso animal y no los de uso humano ya que las concentraciones del producto pueden ser elevadas.
  • Mantén siempre los productos lejos del alcance de los niños o de los animales.
  • Después de abierto, el medicamento es seguro hasta por 28 días.
  • No debe congelarse o refrigerarse. La temperatura de almacenamiento no debe ser superior a los 25 °C.

También te puede interesar:

Recuerda siempre usar este y otro tipo de medicamentos solo bajo prescripción y supervisión del médico veterinario de tu mascota. Para evitar complicaciones por efectos adversos o sobredosis, nunca automediques a tu mascota. Los consejos publicados en Wamiz tienen una finalidad informativa y nunca deben ser utilizados como un sustituto a la consulta con un veterinario o especialista de la salud.

Deja un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Estás seguro de querer borrar este comentario?

Conéctate para comentar