¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

¿Cómo saber si mi perro ya no ve?

Imagen de un perro que casi no puede ver

La irritación y el dolor son signos de problemas oculares.

© chanon khunkitti / Shutterstock

Es difícil notar cuando nuestra mascota presenta problemas de visión. Por eso, una cita con el médico oftalmólogo es clave para un correcto diagnóstico.

Por Dr. Rodrigo Tardón Brito, veterinario especialista en oftalmología

Actualizado el

El olfato, el oído, el gusto, el tacto y la visión de los perros están más desarrollados que en los seres humanos. Por tanto, cuando uno de estos sentidos comienza a fallar puede que no lo notemos de inmediato, ya que sacan provecho de los otros.

Respecto a la visión, un signo que podría notarse es el aspecto exterior del ojo. Si presenta enrojecimiento, lagrimeo o manifiesta dolor, entonces es señal de que podría haber daño ocular.

En estos casos lo más recomendable es acudir de inmediato a un médico veterinario especialista en oftalmología. Será la persona apropiada para examinar los ojos de tu perro y dar el diagnóstico correcto sobre su padecimiento.

El Dr. Rodrigo Tardón Brito, médico veterinario por la Universidad de Concepción en Chile, académico, conferencista y especialista en oftalmología veterinaria, nos explica en Wamiz Latinoamérica cómo saber y qué hacer si tu perro ya no ve.

¿Qué tipo de enfermedades afectan la visión de un perro?

Podemos dividir a las enfermedades oculares en dos grandes grupos. El primero y más frecuentemente afectado (67%) son las enfermedades de la superficie ocular. Esto quiere decir, las que afectan a los párpados, conjuntiva lágrima y córnea.

El otro grupo menos frecuente de manifestar (33%) —pero no por ello no importante, pues genera ceguera en los pacientes— son las enfermedades intraoculares que son las que generan uveítis, glaucoma o afectan al cristalino, la retina y el nervio óptico.

Las principales enfermedades que afectan la salud ocular de los perros son: queratoconjuntivitis seca, úlcera corneal, entropión, uveítis, cataratas, enfermedades de la retina y neoplasia.

¿Cómo puedo saber si mi perro ha perdido la vista?

Establecer una disminución o pérdida total de la visión es muchas veces complejo tanto para el propietario como para el clínico.

Por un lado, el propietario solo se percata de la pérdida total de la visión de ambos ojos cuando su mascota es llevada a un entorno no conocido y se producen tropiezos por pérdida de la referencia de su hábitat habitual.

Por otro lado, el especialista requiere de un examen oftálmico detallado y análisis complementarios que le permitan determinar la localización de la lesión, así como también establecer la causa de la ceguera.

¿En qué señales debo fijarme para saber si mi perro ya no ve?

Principalmente, en los cambios de color de los ojos, párpados y conjuntiva. Los cambios de color más graves a observar son que el ojo cambie a color blanco, azul, negro, rojo o amarillo.

El dolor es un signo grave, pues indica un cambio agudo de defensa del globo ocular y debe ser revisado lo más pronto posible.

Es importante reconocer que el éxito de la recuperación de la funcionabilidad ocular se basa en un examen oftálmico detallado y oportuno para evitar cambios permanentes en el globo ocular del perro.

¿Qué se debe hacer en caso de que un perro quede ciego?

La principal recomendación es llevar a la mascota lo más pronto posible a un centro veterinario para realizarle una evaluación oftálmica. Actualmente, existen numerosos tratamientos para reestablecer la visión; sin embargo, se requiere de un diagnóstico para poder instaurarlos.

¿Existe algún tratamiento para la pérdida de la visión de mi perro?

La principal terapia es establecer la causa de la ceguera, instaurar un tratamiento oportuno y evitar secuelas permanentes.

La prevención es muy importante así como un diagnóstico temprano antes de que existan signos. Es por eso que se recomienda un examen oftálmico anual para las mascotas.

¿Qué cuidados requiere un perro ciego o con problemas de visión?

Es importante evitar el dolor en un paciente ciego. Siempre tenemos una premisa que dice que “ojo que no ve, ojo que no duele”. Los cuidados ambientales en un perro ciego son fundamentales para evitar un autotraumatismo, caídas por escaleras, terrazas. etc.

Asimismo, la mascota debe convivir en un entorno que no cambie; es decir, mantener siempre las puertas cerradas o abiertas, los muebles en los mismos sitios.

Ellos tienen la capacidad de memorizar su ambiente y realizar su vida perfectamente.

Lo mismo al llevarlos de paseo —siempre con su arnés o correa— y si se realiza la misma caminata, entonces la mascota será capaz de reconocer con su olfato y audición su camino, casi como un perro visual.

¿Cuáles son las causas de una ceguera repentina en perros?

En ojos “sanos” y sin cambios aparentes serían las siguientes tres enfermedades: retinitis inmunomediada, neuritis óptica y síndrome de ceguera súbita. Estas tres enfermedades las conocemos como el “síndrome no ve y no veo”, pues en el ojo no veo algo mal.

¿Qué tan desarrollada está la veterinaria oftalmológica en Latinoamérica?

En Latinoamérica, la oftalmología veterinaria está muy desarrollada, tanto en centros universitarios como privados.

En la actualidad, las técnicas de diagnóstico utilizadas en humanos se aplican en su mayoría en las mascotas, mientras que los tratamientos son una realidad diaria con la realización de trasplantes corneales, cirugías para glaucoma y cirugía de cataratas.

Menos común —aunque también se realizan en algunos centros— son las cirugías de retina, que son intervenciones avanzadas tanto en medicina veterinaria como humana.

Entrevista realizada por Natalia Messer.

También te puede interesar:

Los consejos publicados en Wamiz tienen una finalidad informativa y nunca deben ser utilizados como un sustituto a la consulta con un veterinario o especialista de la salud.

Deja un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Estás seguro de querer borrar este comentario?

Conéctate para comentar