¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Lista de razas de perros latinoamericanos

Fotos de razas de perros latinoamericanos

Varios perros son originarios de Latinoamérica.

© Maquiladora / Shutterstock

Te presentamos aquí una lista con los perros originarios de América Latina: desde el chihuahua mexicano al dogo argentino pasando por el fila brasileño. 

Por Lucía F. Vargas

Publicado el

El dogo argentino surgió en 1928 en la provincia de Córdoba, cuando se cruzaron distintas razas puras con un animal conocido como viejo perro de pelea cordobés. Este, a su vez, era resultado de una mezcla entre mastín, bulldog, bóxer y bull terrier.

Los dogos argentinos se caracterizan por proteger a su grupo familiar, alertar ante la presencia de intrusos y ser grandes cazadores.

El aspecto de esta raza hace que su apariencia parezca en ocasiones violenta.  Lo más importante es educarlos correctamente para que sean perros amigables. Su precio oscila entre los 800 y los 1.300 dólares.

El perro pila argentino es una raza de perro sin pelo, ​variedad local del perro sin pelo del Perú.​​​ Su tamaño oscila entre los 25 y 45 cm a la cruz y se encuentra en las provincias del noroeste de Argentina.

El pila argentino es una raza canina muy similar al crestado chino, al xoloitzcuintle y al perro sin pelo del Perú, del cual probablemente es descendiente.

Pueden ser más o menos calvos según el animal. Algunos pueden tener solo bigote o pelos en la cola. 

El carácter del perro pila argentino es dócil y amable, leal y totalmente entregado a su familia, por lo que su temperamento resulta perfecto para entornos familiares. El pila argentino es alegre y muy juguetón y especialmente cariñoso con los niños. Es posible encontrarlos por Internet por 5.000 dólares. 

Descendiente de los canes que españoles y portugueses llevaron a Brasil en la época de la conquista, el fila brasileño proviene del mastiff, el bulldog y el bloodhound.

Estos perros gozan de un olfato excepcional y por tal motivo eran utilizados para localizar a los esclavos que intentaban escapar de los lugares donde los explotaban.

Entre las particularidades del fila brasileño destacan su docilidad, la desconfianza con los extraños, su determinación y coraje y sus dotes de cazador y guardián. Los ejemplares más baratos se pueden adquirir por cerca de 1.000 dólares.

  • Cimarrón uruguayo

Los antepasados del cimarrón uruguayo fueron introducidos por conquistadores españoles y portugueses. Como estos animales fueron abandonados, solo sobrevivieron los más fuertes y astutos. Estos ejemplares fueron los que finalmente dieron lugar a lo que hoy entendemos como cimarrón uruguayo.

Pueden describirse como de gran coraje, sagaces, equilibrados, eficaces en la caza mayor, la guardia y el trabajo con ganado.

El precio de un cimarrón uruguayo cachorro puede ir hasta los 900 dólares.

Los ancestros del bichón habanero nacieron en la región mediterránea occidental. A principios del siglo XVIII, los oficiales del ejército español los introdujeron en Cuba.

Con la cruza con caniches y poodles alemanes, surgió el bichón habanero tal como se le conoce en la actualidad, con su predominante color habano al que debe su nombre.

Estos pequeñines poseen un pelaje largo y suave y son excelentes animales de compañía: juguetones, alegres y afectuosos. Su precio oscila entre los 700 y los 1.000 dólares.

Su nombre es de México. Aquí fueron domesticados por los indígenas. Son los perros más pequeños del mundo. Estos animalitos se caracterizan por ser especialmente fieles como animales de compañía.

Lo son tanto, de hecho, que es frecuente que muestren celos en el momento en el que sus dueños se relacionan con otros perros o con otros humanos.

Como otros perros de este tamaño, los chihuahuas son especialmente valientes e inquietos, de manera que no es raro verlos ladrar a perros mucho más grandes que ellos.

Su precio puede alcanzar con facilidad los 800 dólares.

No se sabe muy bien la forma en que estos canes fueron introducidos en el continente, aunque parece cobrar fuerza la teoría que habla de que llegaron junto con los migrantes que cruzaron el estrecho de Bering.

Hoy en día, el perro sin pelo del Perú se caracteriza por tener una personalidad noble y afectuosa. Son animales que suelen estar siempre alerta y mostrarse desconfiados ante los desconocidos.

Cuidado, porque se trata de una raza especialmente bien valorada y su precio se puede disparar por encima de los 3.000 dólares.

  • Gran mastín de Borinquen

También conocida como mastín de Puerto Rico, esta raza parece descender de los mastines de guerra españoles. Son animales de gran tamaño y muy corpulentos. Eran utilizados para capturar y herir a los esclavos que se fugaban.

A pesar de su lealtad y de su instinto protector, pueden llegar a ser agresivos si no son educados de manera correcta.

Su precio dependerá mucho de factores como el tamaño o la edad, pero salvo que acojas a uno de un refugio (los dueños que los quieren como perros guardianes los suelen rechazar cuando se hacen mayores), prepara al menos unos 1.000 dólares.

Su origen se sitúa en el siglo XIX y es el resultado del cruce de perros nativos y fox terrier ingleses. Se trata de pequeños canes de pelo corto y de color blanco que presentan algunas manchas marrones o negras.

Son utilizados como animales de compañía y perros de caza, ya que se entrenan con facilidad y son muy obedientes. Su precio puede alcanzar los 500 dólares.

  • Mucuchíes venezolano

Nevado, el perro que acompañaba al general Simón Bolívar en muchas de sus batallas, fue un fiel exponente de esta raza originada en Venezuela en el siglo XVI.

Resultado del cruce de distintas razas introducidas por los conquistadores españoles, causa impresión por su gran tamaño, pero la expresión de sus ojos genera una gran ternura.

Es un perro muy activo, inteligente y cariñoso, aunque puede reaccionar de forma violenta ante los extraños. Es posible encontrarlos en algunos portales de Internet por 4,5 millones de bolívares venezolanos. 

  • Tigre andino de dos narices

El tigre andino de dos narices es una raza de perro mediana, singular y de mucha personalidad. Su altura ronda los 50 cm: es un perro de tamaño mediano y de contextura ágil.

Esta raza de perro es muy útil para la cacería, aunque en muchos lugares este ejemplar puede ser raro y desconocido.

Procede fundamentalmente de Bolivia, y su rasgo más distintivo es una característica nariz que se parte con una hendidura en el medio y hace que parezca que tiene dos.

Al ser descendiente de un perro cazador y ubicarse principalmente en zonas rurales, estos ejemplares mantienen un temperamento propio de los perros de caza: vivaces, amantes del aire libre y de la actividad física.

Dado que hay muy pocos ejemplares, es muy difícil precisar el precio exacto de un cachorro de esta raza. Como curiosidad, debes saber además que el ejército de Bolivia los ha adoptado como perros especialistas en la detección de explosivos, lo que hace aún más difícil su comercialización.

  • Dogo de Brasil

El dogo de Brasil se creó con el cruce entre un bull terrier inglés y un bóxer. Es una raza hecha para que sean perros guardianes. 

Según el estándar, debe ser un perro de aspecto sólido, macizo, ni muy delgado ni muy pesado. Debe dar impresión de agilidad y fuerza.

Se trata de un perro dócil, leal y valiente, por lo que resulta ideal para hacer de perro guardián. Además, es muy protector con los niños pequeños, siempre y cuando haya crecido con ellos.

Su precio puede llegar hasta los 2.000 dólares.

El ovejero magallánico proviene del siglo XIX en la Patagonia chilena en donde los campesinos necesitaban ayuda con sus animales y apartir de ahí fueron evolucionando. 

Con una estatura media de unos 50 cm en alzada, el ovejero magallánico es uno de los pocos perros pastores del mundo capaz de seguirle el ritmo a arrieros a caballo durante más de 30 km diarios mientras cuida rebaños de cientos de ovejas.

En medio de la tundra austral, acostumbra a comer cada tres días y casi no bebe agua para no despegarse del rebaño. Se trata de ejemplares muy difíciles de localizar, ya que tienen un uso muy específico.

Para hacerte con uno, deberás contactar con alguna de las asociaciones que se dedican a su cuidado y crianza.

  • Gegar colombiano

Este perro fue creado por Germán García García, criador de perros colombiano y fundador del Gegar Kennels Club y el Club Canino Colombiano. Empezó a investigarlo en 1975 con el objetivo de que Colombia tuviera un perro nacional con estándar. 

Su temperamento es noble con sus amos, pero bastante desconfiado con los extraños. Es inteligente, fiel, fácil de educar, vivaz, de buena relación con los niños y con otro tipo de mascotas, incluyendo otras razas de perro.

Se trata de una raza especial aún en vías de desarrollo, por lo que precisar su precio, sin ser un criador experto, resulta especialmente difícil, ya que no hay muchos ejemplares. 

  • Perro venadero 

El perro venadero pertenece a la familia de los cánidos que viven en bosques a menos de 1700 m s. n. m. desde Costa Rica y a través de América del Sur hasta Paraguay y el noreste de Argentina.

Por su rareza, se le considera "casi amenazado". Estos cánidos nunca han sido vistos en zonas intervenidas buscando ganado.

El humano y el cambio climático han ido invadiendo su hábitat poco a poco. Su compraventa es ilegal.

  • Perro calvo dorado

El perro calvo dorado proviene de Ecuador. Algunas figuras de la cultura valdivia demuestran una domesticación de estos animales 4.500 años antes de Cristo. Se diferencia del perro sin pelo de Perú en que tiene la cola más corta y no tiene los premolares. Su pelaje es más dorado.

Durante la conquista, acabaron con casi todos los ejemplares. Actualmente, es una de las razas más raras de perro sin pelo, por lo que su comercialización masiva no está permitida.

  • Dogo guatemalteco

El dogo guatemalteco es una variante de la raza dogo característica de Guatemala. Se trata de un perro guardián.

La Asociación Canófila Guatemalteca ha pedido a la Federación Cinológica Internacional (FCI) que otorgue el reconocimiento mundial sobre la crianza de perros con pedigrí.

El dogo guatemalteco es una mezcla entre las razas bull terrier inglés, dálmata y bóxer. Los primeros aparecieron en 1950, pero se desconoce la descendencia de los mismos.

Es un perro muy leal hacia su familia. Un ejemplar bien criado es territorial, distante y desconfiado con los extraños, pero al ser introducidos por el dueño, se vuelven amigables.

En Internet es posible encontrar ejemplares cuyo valor puede alcanzar los 2.000 dólares.

  • Pampa paraguayo

El pampa paraguayo tiene el hocico del dogo y la mirada del pitbull y es una mezcla de los dos en cuanto al físico. El perro pampa es una raza que se popularizó de este cruce. No obstante, como pasa con cualquier otro perro, una vida acompañada de una correcta socialización y de ejercicio físico lo pueden convertir en un fuerte y leal compañero, especialmente con los más pequeños de la casa.

Dada su mala fama, es posible encontrarlos en refugios después de haber servido como perro de peleas.

También te pude interesar:

 
Deja un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Estás seguro de querer borrar este comentario?

Conéctate para comentar