¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Muerte de la reina: Isabell II, una monarca apasionada de los perros

Reina Isabel junto a su corgi dog-serious

La reina Isabell II en 1970 junto a uno de sus corgis.

© @thequeenscorgis / Instagram

A sus 96 años, la reina Isabel II falleció en el castillo Balmoral en Escocia. Una de sus grandes pasiones fueron los perros. 

Por Vanessa Parapar

Publicado el

El jueves 8 de septiembre de 2022, el Palacio de Buckingham anunció la muerte de la reina Isabel II (1926-2022) a sus 96 años. Llevaba en el trono 70 años. Inmediatamente, la BBC activó el protocolo ligado al fallecimiento de la reina de Inglaterra (el logo de la cadena en negro y sus presentadores de luto).

“Después de un examen médico realizado esta mañana, los médicos de la reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo supervisión médica”. Así fue la escueta nota que el Palacio de Buckingham lanzó al mediodía.

Tras estas palabras, todos los miembros de la familia real británica viajaron al castillo de Balmoral, en Escocia, donde la reina Isabel II se encontraba desde el inicio del verano. 

Horas más tarde, sobre las 18:30 (hora de Londres), la Casa Real Británica hacía pública la noticia a través de su cuenta de Twitter con una imagen de la reina y el siguiente mensaje: ''La reina ha fallecido en paz en Balmoral esta tarde. El rey y la reina consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana.''

Isabel II, la historia de su vida a través de sus perros

Los cánidos de la reina Isabel II han sido parte importante de su vida. A lo largo de sus siete décadas al mando de la corona británica, Isabel II no ha ocultado su pasión por los perros, sobre todo los de raza corgi, que han llegado a formar parte de su Corte y que eran también parte activa de la vida de palacio. 

La reina ha tenido más de 90 perros y jamás concibió su vida sin ellos. El primer corgi con el que la reina compartió su vida se llamaba Dookie y fue un regalo de su padre, el rey Jorge VI. A la edad de 18 años, la reina recibió otro presente que la marcó para siempre: una perrita de la misma raza llamada Susan, de la que descienden algunos corgis y dorgis que convivieron con ella durante todo su reinado. Susan fue una de las perras más importantes para la reina. Tanto que la acompañó en su luna de miel en Escocia en 1947 junto a Felipe de Edimburgo. 

Tras Dookie y Susan fueron muchos los corgis, dorgies (cruce entre corgi y dackel) y cocker spaniels que vivieron junto a la reina de Inglaterra. En 2007, Isabel II convivía con 14 perros, pero por razones de seguridad la monarca tuvo que reducir su 'séquito' canino puesto que sus personas de confianza y personal de seguridad tenían miedo de que sufriera alguna caída o traspiés. 

El año pasado y tras la muerte de su marido, uno de sus hijos, el duque de York, le ofreció a la reina dos nuevos cachorros —Muick y Fergus— con el objetivo, según se supo a través de los medios de comunicación británicos, de levantarle el ánimo. Lamentablemente, Fergus murió tres meses después, dejando a Muick y a la reina desolados. 

Tiempo después, en junio de 2021, Sandy —otro corgi— llegó al palacio para hacerle compañía a la monarca, a Muick y a Candy (un dorgi anciano). 

Lamentablemente, hoy estos perros se han quedado huérfanos. Isabel II ha dejado muchos legados, pero nadie puede negar que uno de los más importantes es el amor que la reina profesaba a sus animales.

También te puede interesar

Deja un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Estás seguro de querer borrar este comentario?

Conéctate para comentar