¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Estafa en Perú: la descarada venta de un perro que no era perro

Perro husky siberiano que era zorro dog-wow

Les dieron un zorro en lugar de un husky.

© Konstantin39 / Shutterstock

Un estafador le vendió a una familia en Lima un husky siberiano que era en realidad un zorro andino. Una pesadilla para la familia y los vecinos. 

Por Israel Ayala

Publicado el 9/11/21 6:53

Fue una gran estafa. Una familia en Lima, Perú, descubrió que el perro de raza husky siberiano que había comprado era en realidad un zorro andino

Todo comenzó cuando la familia le compró a su hijo un cachorro husky siberiano por un monto de casi 13 dólares. 

Sin embargo, la persona que les vendió la mascota era un estafador

Ocho meses más tarde, la familia se dio cuenta de que el perro no tenía la forma de un husky siberiano, sino la de un zorro andino

El zorro se había convertido en una pesadilla para el vecindario. Así lo informa el Mail Online (en inglés).

La familia se percató de la estafa luego de que la mascota, llamada Run Run, se volviera cada vez más agresiva con los miembros de la familia. 

Incluso el olor de las heces y orina del animal era más fuerte que el de la mayoría de los perros

El falso husky siberiano se escapó de la casa de la familia en mayo de este año y desde entonces no ha dejado de causar estragos en el vecindario.

Se ha comido a varios conejillos de indias, patos y pollos. Y la familia ha tenido que pagar los daños que ha provocado el zorro andino.

La familia ha hecho un llamado a las autoridades para que capturen al zorro y lo puedan llevar a su hábitat natural. 

Las autoridades señalan que es muy difícil atrapar al zorro debido a que los vecinos lo espantan. En caso de capturarlo, lo llevarían al zoológico de Huachipa, a las afueras de Lima.  

Las autoridades señalan que en Perú es común el tráfico de animales provenientes de la Amazonía. Tan solo este año se han llevado a cabo más de 128 intervenciones para confiscar animales ilegales en Lima. 

En Perú, el tráfico ilegal de animales conlleva una pena de entre tres y cinco años de prisión.

En Colombia, también se han reportado casos de estafas al comprar mascotas en línea.