¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Covid-19: confirman dos casos de contagio de humanos a gatos

Una mujer con barbijo junto a su gato cat-serious

Un gato contagiado presentaba problemas respiratorios.

© 22Images Studio / Shutterstock

Un estudio elaborado en Escocia confirmó las transmisión de covid-19 de humanos a gatos. Los animales domésticos podrían convertirse en un “reservorio viral”.

Por Manuel Casado

Publicado el 26/4/21 8:36

En Escocia (Reino Unido), un equipo de científicos de la Universidad de Glasgow reveló que dos gatos contrajeron coronavirus a través de humanos. El informe fue publicado en la revista especializada Veterinary Record en el marco de un trabajo sobre los casos positivos de la población felina en el Reino Unido.

La infección por Covid-19 en los dos casos se confirmó en una encuesta retrospectiva de hisopos. Fue enviada al Servicio de Diagnóstico de la Universidad de Glasgow entre marzo y julio de 2020 para pruebas de patógenos de rutina.

“Estos dos casos de transmisión de persona a animal encontrados en la población felina en el Reino Unido demuestran por qué es importante que mejoremos nuestra comprensión de la infección animal por SARS-CoV-2”, señaló la profesora Margaret Hosie, del Centro de Investigación de Virus del MRC de la Universidad de Glasgow y autora principal del estudio.

De acuerdo con los especialistas, ambos gatos comenzaron a presentar síntomas luego de que sus dueños —positivos— lo hicieran. Además, explicaron que provenían de diferentes razas, vivían en casas distintas y presentaban dificultades respiratorias entre leves y graves.

Aunque el riesgo hoy es bajo, los gatos podría actuar como "reservorio viral"

De esa forma, Hosie planteó que las mascotas podrían actuar como un “reservorio viral”, pese a que dejó en claro que “actualmente la transmisión de animal a humano representa un riesgo relativamente bajo para la salud pública en áreas donde la transmisión de persona a persona sigue siendo alta”.

La especialista, sin embargo, aclaró que “a medida que disminuyen los casos en humanos, la posibilidad de transmisión entre animales se vuelve cada vez más importante como una fuente potencial de reintroducción de SARS-CoV-2 en humanos”.

En el mundo, meses atrás comenzaron a comprobarse la aparición de casos de animales domésticos con Covid-19. Sin embargo, no existía evidencia científica que explicara la razón del contagio hasta ahora, pese a que la duda giraba en torno al contacto estrecho con personas.

Las pacientes cero y uno

La investigación también especificó que el primer gato contagiado por un humano fue una hembra de raza ragdoll, luego de que su tutor presentara síntomas compatibles con el Covid-19 a fines de marzo de 2020 pero nunca confirmados a través de un test. 

Semanas después, el animal con dificultades respiratorias fue trasladado a un veterinario, su estado se deterioró y tuvo que ser sacrificado. Tenía solo 4 meses. Tiempo después, muestras pulmonares post mortem revelaron un daño compatible con una neumonía viral y había evidencia de infección causada por el Covid-19.

El otro caso comparado corresponde a una hembra siamesa. Tenía seis años y pertenecía a un hogar donde el dueño sí dio positivo de Covid-19 a través de una prueba. La felina fue llevada a un veterinario con un cuadro de secreción nasal y conjuntivitis, aunque permanecieron leves y terminó recuperándose.

No hay registros aún de humanos contagiados por animales domésticos

¿Son posibles los contagios de mascotas a humanos?

Hasta el momento, no existe registro a nivel mundial que compruebe una transmisión de Covid-19 de gato o cualquier animal doméstico a humano, o que estos puedan representar un riesgo alto de contagio en personas. 

Al respecto, Hosie resaltó que, “por lo tanto, es importante mejorar nuestra comprensión de si los animales expuestos podrían desempeñar algún papel en la transmisión”.

Desde el inicio de la pandemia, cuyo origen aún es tema de estudios aunque se estima que ha provenido de la vida silvestre (como el 70 % de las enfermedades en humanos), se han registrados casos de mascotas infectadas en lugares como Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Hong Kong, España y Bélgica.