¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Narcogatos: en Panamá usan gatos para traficar droga

Un gato callejero cat-wow

La droga es colocada en sus cuerpos.

© steffymch / Shutterstock

En Panamá, a los felinos les atan envoltorios en el cuerpo y los movilizan engañados con comida para transportar droga.

Por Manuel Casado

Publicado el 21/4/21 10:35

Las artimañas para el tráfico de estupefacientes pueden llegar a niveles inimaginables y crueles. En la prisión Nueva Esperanza, ubicada en la provincia de Colón de Panamá, un gato fue detenido mientras ingresaba al establecimiento penitenciario con envoltorios de droga colocados alrededor de su cuerpo.

“El animal tenía una tela amarrada al cuello que mantenía dos envoltorios con materia vegetal, cuatro envoltorios forrados de plástico transparente de polvo blanco y otro con hojas”, explicó Andrés Gutiérrez, director general del Sistema Penitenciario panameño.

El fiscal de drogas de Colón y Guna Yala (en el Caribe panameño), Eduardo Rodríguez, manifestó que el animal se encontraba merodeando con paquetes de cocaína, crack y marihuana sobre la cerca perimetral de Nueva Esperanza, una cárcel vetusta y sobrepoblada con más de 1.700 internos.

Esta modalidad implica que los animales sean engañados con trozos de comida para que vayan y vengan cargando sustancias ilícitas, “como mulas”. La mercancía es colocada en sus cuerpos en el exterior de la cárcel o directamente en los pabellones de los complejos carcelarios.

La Fiscalía de Drogas de Colón y Guna Yala anunció que iniciará "investigaciones por la utilización de animales para el traspaso de sustancias ilícitas al Centro Penitenciario Nueva Esperanza". Además, publicó una serie de fotos del gato implicado en el hecho y los envoltorios que le habían amarrado.