¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Hallan restos de un perro doméstico de hace 6 mil años

Manos de arqueólogo trabajando dog-wow

Por la artritis, se considera que el animal vivió con humanos.

© Xolodan / Shutterstock

Se trata de la mayor evidencia sobre los comienzos del perro como animal de compañía en la Península Arábiga. El descubrimiento tuvo lugar en Arabia Saudita.

Por Manuel Casado

Publicado el 15/4/21 9:15

La investigación sobre el origen de los perros ha dado un nuevo paso. En el norte de Arabia Saudita, un grupo de arqueólogos encontró una tumba con 26 restos de huesos de un perro.

Es el hallazgo más lejano del inicio de la domesticación canina en la región de la Península Arábiga.

Los especialistas saudíes e internacionales que realizaron el estudio explicaron que los restos del perro presentaban signos de artritis, lo que significa que el animal vivió en compañía de humanos hasta una edad media o avanzada.

Por las señales de artritis, se considera que el perro vivió con humanos

Por otro lado, descartaron que hayan sido huesos pertenecientes a otra especie similar, como el lobo del desierto.

Esto se logró gracias al trabajo de la arqueóloga Laura Strolin, quien pudo demostrar que efectivamente se trataba de un perro a través de la pata delantera izquierda. El ancho de este hueso era de 21,0 mm, compatible con los caninos antiguos del Medio Oriente. Mientras que el mismo hueso del lobo, en esa época, tenía un ancho mayor de 24,7 a 26 mm.

De acuerdo con la evidencia recolectada, el lugar comenzó a ser utilizado entre el 4000 y 4200 a.C como sepelio y funcionó alrededor de 600 años durante la era Neolítica-Calcolítica.

Además de los restos caninos, se encontraron huesos de once humanos (seis adultos, un adolescente y cuatro niños) y objetos notables, como un colgante de nácar en forma de hoja.

Esto revolucionará la forma en que vemos períodos como el Neolítico en el Medio Oriente. Tener ese tipo de memoria, que la gente puede haber sabido durante cientos de años dónde fueron enterrados sus parientes, eso es inaudito en este período en esta región”, dijo en un comunicado Melissa Kennedy, subdirectora de Arqueología Aérea en el Reino de Arabia Saudita (AAKSAU, por sus siglas en inglés) - proyecto AlUla, a cargo del trabajo.

El lugar comenzó a funcionar como comenterio alrededor del 4000 a.C

Las tumbas también estaban acompañas por un impresionante arte rupestre, símbolo de las civilizaciones prehistóricas, que hacía referencia a que los perros eran empleados para la caza de íbices —o cabras salvajes—, entre otros animales por el estilo.

La investigación, que fue publicada en el Journal of Field Archaeologycomenzó a finales del año 2018. Se llevó a cabo a partir de excavaciones a gran escala, imágenes satelitales y fotografías áreas tomadas desde un helicóptero.

Y, desde el equipo arquelógico, ya anticiparon que en el futuro tendrán más noticias: "Hay mucho más por venir a medida que revelemos la profundidad y amplitud del patrimonio arqueológico del área”.