¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Desidia en la Patagonia: dejan morir a un perro enfermo y atado

Un perro de la calle en estado de abandono dog-angry

El perro no recibía ningún tipo de asistencia ni atención.

© Marco Ossino / Shutterstock

El hecho fue denunciado penalmente por una protectora de animales de Ushuaia, que no pudo salvar la vida del animal.

Por Manuel Casado

Publicado el 1/4/21 13:04

Un perro enfermo murió tras agonizar a la intemperie en una casa de Ushuaia, capital de Tierra del Fuego, al sur de la Argentina.

El perro fue hallado por la Asociación Amigos del Reino Animal Fueguino (ARAF), que intentó reanimarlo sin éxito. Además, sus dueños fueron denunciados penalmente por maltrato animal.

“El escenario fue terrible, no podíamos creer lo que pasaba delante de nuestros ojos, el animal estaba agonizando casi dando sus últimos suspiros, la mirada tan profunda de dolor que capturaron nuestros ojos, quedará siempre marcada en nosotros, generando angustia, impotencia y bronca hacia los seres humanos”, relataron miembros de la organización, según informa el portal Infotdf.

El caso fue clasificado como abandono, maltrato y crueldad animal

El perro se llamaba Atila y se encontraba atado sin ningún tipo de asistencia ni atención. Para justificarse, sus propietarios dijeron que se encontraba en sus últimos años de vida y que “era normal” que viviera así, pese a que desde ARAF explicaron que era inadmisible y que necesitaba de cuidados intensivos y de la intervención de un veterinario.

“Nuevamente nos manifestaron que la falta de atención por su animal era por falta de recursos económicos y de transporte, a lo que recordamos las ayudas que brindamos a todo animal que lo necesite, tenga o no familia, siempre se prioriza el bienestar del mismo”, sostuvieron los proteccionistas.

La denuncia de la ARAF contra los propietarios de Atila fue clasificada como abandono, maltrato y crueldad. Además, fue solicitada una necropsia sobre los restos del perro para determinar fehacientemente las razones que derivaron en su muerte.

“Lamentablemente al llegar ya no se podía hacer nada, en la gestión de rescatarlo, de calmar su dolor, terminar con la agonía tan lenta que lo consumía, Atila nos dejó, murió en esas condiciones, sin recibir sus últimas caricias y una palabra dulce que lo acompañara a partir, murió de la peor manera, cansado de aguantar tanto dolor”, lamentaron desde la organización.