¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Ni casas ni hijos, los jóvenes chilenos prefieren tener mascotas

mujer cargando perro pequeño y gordo dog-serious

Los chilenos tienen en promedio dos mascotas.

© Branislav Nenin / Shutterstock

Un estudio en Chile muestra la predilección de las nuevas generaciones por perros y gatos: los consideran un miembro más de la familia.

Por Manuel Casado

Publicado el 17/2/21 11:04, Actualizado el 11/3/21 14:50

En Chile, los perros y gatos son un boom. Y esto se debe a que cada vez más jóvenes prefieren tener mascotas.

Así lo afirma el último estudio de la encuestadora chilena Cadem: “Los perros y gatos, en ese orden, tienen predominancia en los hogares. Ese vínculo muy fuerte se acentuó gracias a los millennials y la generación Z”.

El informe recopiló la opinión de personas de diversas edades y regiones del país sudamericano. El 73% aseguró tener al menos una mascota, con un promedio de dos animales por hogar. “Una tendencia marcada por las personas encuestadas de entre 13 y 35 años”, sostiene Karen Thal, gerente general de Cadem, empresa que funciona hace más de cuatro décadas.

Mascotas antes que hijos

Para las nuevas generaciones, los perros y los gatos no son vistos como “peluches” ni un mero entretenimiento. Todo lo contrario, representan un miembro más de la familia, al punto de que los jóvenes chilenos prefieren tener mascotas antes que hijos.

Los niños con mascotas desarrollan mayor empatía y autoestima 

La alta presencia de animales en las casas contrasta con la curva descendente de las tasas de fertilidad en Chile. Según los datos del Banco Mundial, el promedio de hijos por mujer a nivel nacional bajó drásticamente en las últimas décadas, de 5 niños en 1960 a 1.7 en 2015.

“El ser humano requiere contacto cercano y las mascotas pueden adquirir el rol de sustituto temporal o definitivo de los hijos”, explica Mariane Krause, presidenta de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile.

Un amigo fiel

Para la científica, además, las mascotas cumplen un rol emocional en la vida de los jóvenes y, especialmente, en caso de sufrir enfermedades. “Permiten forjar lazos afectivos con personas con trastornos del espectro autista o esquizofrenia”, afirmó.

De acuerdo con Claudia Schencke, psicóloga de la Universidad Católica de Chile y especialista en psicoterapia infantil, las mascotas también ayudan a niños y jóvenes a la hora de vincularse en un entorno social.

"Distintos estudios internacionales comprueban que los niños tienden a acudir a sus mascotas en los momentos de tensión emocional. Los niños que desarrollan un vínculo con mascotas alcanzan puntajes más altos en empatía, autoestima y autoconcepto que aquellos que no tienen relación con mascotas", dice Schencke al periódico La Tercera de Chile.

A este trabajo, se suma un novedoso reporte integral realizado por las universidades de Liverpool, Manchester y Southampton, basado en 8.145 artículos sobre el impacto de ser dueño de un animal, en el que se comprobó que las mascotas generan beneficios en las personas con enfermedades mentales.

Según Helen Brooks, una de las líderes del estudio británico, "las mascotas proporcionan aceptación sin juicio, dan apoyo incondicional, cosas que a menudo los enfermos no obtienen de familiares o de las relaciones sociales". Mientras que Kelly Rushton, también miembro de la investigación, indicó que "ser dueño de una mascota tiene una valiosa contribución a la salud mental, por eso deben incorporarse a los planes de cuidado individual de los pacientes".

Una tendencia mundial

La población de mascotas se ha disparado durante la última década en todo el mundo. Hoy, más de la mitad (56%) de la población mundial tiene al menos una mascota en casa, según la encuestadora alemana GfK.

Por ejemplo, los perros son la mascota más popular en América Latina, mientras que en países como Rusia o Francia hay preferencia por los gatos.