¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

¿Es bueno darle leche a un gato adulto?

Gato bebiendo leche

Algunos gatos pueden ser intolerantes a la lactosa.

© M-Production / Shutterstock

La leche es fundamental en la primera etapa de vida de los gatos. Más tarde no es necesaria, aunque sí pueden consumir productos lácteos con moderación.

Por Dra. Constanza Pinilla Suárez, veterinaria experta en nutrición de pequeñas especies

Actualizado el 23/7/21 8:28

En los primeros meses de vida la leche es esencial para la nutrición de los gatos, especialmente aquella que proporciona la gata a sus cachorros, pues es más elevada en grasas y proteínas. Esa leche es fundamental para el desarrollo y crecimiento de los gatitos.

Después de la lactancia, no es necesario darles leche a los gatos. Sin embargo, eso no significa que no puedan consumir productos lácteos, como leche o yogur, siempre y cuando el felino no padezca intolerancia o alergia a la lactosa.

De hecho, los alimentos lácteos pueden proporcionarles grasas y proteínas de buena calidad, además de mantenerlos hidratados. Eso sí, se deben evitar aquellos productos con exceso de edulcorantes.

Es mejor darles un yogur natural sin azúcar que uno saborizado y siempre en poca cantidad.

La Dra. Constanza Pinilla Suárez, médico veterinario por la Universidad Austral de Chile y especialista en la nutrición de pequeñas especies (perros y gatos), nos da más detalles sobre este tema.

¿Es bueno darles leche a los gatos?

La leche es fundamental para gatitos en las primeras etapas de vida, es decir, cuando se da el nacimiento y dependen de forma exclusiva de la dieta láctea para cumplir con sus requerimientos nutricionales.

La leche de gata posee una concentración más elevada de grasas, así como de proteínas y taurina, fundamental para el desarrollo de los gatitos.

En general, se considera obligatoria la lactancia hasta los 45 días, pero muchos gatos pueden dar el destete de forma más tardía, lo que dependerá de cada gata y su camada.

¿Hay que dejar de darle leche a un gato?

A medida que se da el crecimiento, la leche deja de ser “necesaria”, ya que a nivel intestinal los gatos comienzan a reducir la expresión de la lactasa, una enzima que permite la digestión adecuada del azúcar de la leche.

Esto no quiere decir que no puedan tolerar nada de leche y, en etapas más tardías, algunos gatos pueden tener algunos beneficios al consumir un poco de leche ocasionalmente, tales como la hidratación y entrega de proteínas y grasas de buena calidad.

Existen algunos estudios que indican que existe una tolerancia de 1 g de lactosa por kilo del gato adulto antes de generar una intolerancia a la misma.

Teniendo en cuenta que la leche de vaca tiene aproximadamente 5 g de lactosa en 100 ml, tendría que ingerirse bastante para generar signos de intolerancia.

Pero esto dependerá de cada paciente, ya que muchos gatos reaccionan mal con dosis más pequeñas de leche.

¿Qué tipo de leche pueden tomar los gatos adultos?

Los gatos adultos pueden consumir tanto leche de vaca como de cabra, esta última es mucho más tolerada en general y provoca menos signos de intolerancia.

También pueden utilizarse las mismas fórmulas que se utilizan para cachorros de forma ocasional, pero en ese sentido es mejor utilizar una fuente de más fácil acceso, considerando que solo debe ser un premio esporádico y no en altas cantidades para evitar gatillar una intolerancia alimentaria.

¿Qué cantidad de leche se le debe dar a un gato adulto?

Habitualmente recomiendo no dar más de 15 o 30 ml de leche a un gato adulto, como un premio o de manera ocasional, ya que con estas cantidades difícilmente llegaremos a expresar una intolerancia a la lactosa (considerando un peso promedio de 4 kg).

Esto explica que muchos gatitos puedan consumir leche sin ningún problema asociado a la salud. La leche puede darse sola o bien mezclada con algún alimento húmedo, dependiendo de las preferencias alimentarias de nuestros gatos.

¿Es peligroso darle leche de vaca a los gatos?

Si diéramos un exceso de leche, sí podría generar malestares gastrointestinales, tales como diarrea, gases y dolor abdominal, pero dada en cantidades pequeñas es difícil que esto llegue a ocurrir.

La literatura menciona que la tolerancia a la lactosa es de 1 g por kilo, pero también algunos pacientes pueden tener problemas con la caseína (proteína de la leche), siendo esto menos común.

Si bien no es peligroso dar leche de forma ocasional como premio, darla en exceso podría generar problemas en la salud de los gatitos, por lo que solo debe ser considerada como un snack y no como base de la alimentación.

Los consejos publicados en Wamiz tienen una finalidad informativa y nunca deben ser utilizados como un sustituto a la consulta con un veterinario o especialista de la salud.