¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

¿Qué es el virus de la leucemia felina?

Gato con virus de la leucemia felina

El virus de la leucemia se contagia fácilmente entre gatos.

© GemaIbarra / Shutterstock

Te explicamos qué es el virus de la leucemia felina, sus formas de contagio, cuáles son los tratamientos y las vacunas disponibles para combatirlo.

Por Dra. Lina Sanz Aguirre, veterinaria especializada en medicina felina

Actualizado el

El virus de la leucemia felina (ViLeF, VLFe o FeLV en inglés) es una enfermedad altamente infecciosa que se elimina por la saliva y se transmite de gato a gato, ya sea por arañazo, mordedura u otro tipo de contacto directo.

Por ejemplo, los gatos bebés se pueden contagiar durante la gestación o a través de la leche que ingieren cuando la gata los está amamantando.

Algunos síntomas del virus de la leucemia felina son la inmunodeficiencia (bajas defensas por el daño en las células) y la aparición de tumores.

Los gatos con virus de la leucemia son más susceptibles de contagiarse de otras enfermedades infecciosas crónicas como neumonías, infecciones cutáneas, gingivitis, toxoplasmosis, etc.

Otros síntomas del virus de la leucemia son: anemia, linfosarcomas (tumores sólidos), alteraciones renales, oculares o problemas de la reproducción, además de un deterioro degenerativo del estado de salud general del gato.

En Wamiz Latinoamérica conversamos sobre este tema con la Dra. Lina Sanz Aguirre, médico veterinario de la Universidad de Chile, especializada en medicina felina y actualmente directora del centro médico Opción Felina, ubicado en Santiago de Chile.

¿Qué es el virus de la leucemia felina?

El virus de la leucemia felina es un agente que infecta a los gatos por el contacto estrecho y mantenido entre un felino virémico persistente y uno susceptible. Es una de las enfermedades infecciosas de mayor impacto en la medicina felina.

Esta infección puede resultar en un gato que se vuelve inmune (infección abortiva que no hace viremia o regresiva con viremia transitoria; esta última actualmente incluye a la infección latente) o bien se genera viremia persistente (infección progresiva).

El gato virémico persistente es el que disemina la infección a otros gatos y comenzará a cursar con los diversos signos clínicos asociados, que se explican por los mecanismos de inmunosupresión, inmunodesregulación (enfermedades inmunomediadas) y/o neoplasia maligna.

¿Es lo mismo la leucemia y el virus de la leucemia felina?

En felinos, en ocasiones el término se utiliza de forma confusa, pues a veces se indica que un gato “tiene leucemia” cuando lo que en realidad se quiere decir es que presenta el “virus de la leucemia felina”, que son situaciones diferentes.

La leucemia es una patología grave y puede o no estar asociada a la viremia persistente (infección progresiva) del virus de la leucemia felina (FeLV).

Los gatos bebés se pueden contagiar del virus de la leucemia durante la gestación

Causas y contagio del virus de la leucemia felina

La leucemia viral es causada por un retrovirus envuelto, el virus de la leucemia felina (FeLV). El principal contagio del virus FeLV es por la saliva, por contacto estrecho y mantenido, siendo más susceptibles los gatitos menores a 5 meses y/o los gatos débiles, que viven en hacinamiento o malas condiciones y que tienen enfermedades concomitantes o sufren estrés.

También se transmite por leche, orina, heces o por instrumental contaminado, agujas reutilizadas y por transfusiones de sangre. Existe también transmisión vertical e implicación de algunos insectos vectores (se han detectado partículas virales en la sangre y heces de la pulga felina).

¿Qué síntomas presentan los gatos con virus de la leucemia felina?

La infección con el virus de la leucemia felina es relevante ya que afecta a felinos domésticos de todo el mundo y esporádicamente a algunos silvestres, generando una serie de síndromes no neoplásicos (anemia, enfermedades inmunomediadas, abortos, inmunosupresión, enteritis crónica) y neoplásicos (linfomas, leucemias, sarcomas, carcinomas).

¿Tiene cura el virus de la leucemia felina?

Esta afección no tiene cura. El manejo de gatos infectados por el virus de la leucemia felina se basa en rigurosos y constantes controles médicos, en exámenes complementarios y en el uso de terapias asociadas sintomáticas y específicas, que implican un uso y gestión de recursos económicos importantes.

¿El virus de la leucemia afecta de la misma manera a todos los gatos?

El gato inmunocompetente restringe la infección a la orofaringe y destruye el virus. Este grupo comprende el 20% al 33% de los infectados expuestos.

El gato inmunocomprometido puede ser virémico transitorio o regresorque no logra ser afectado por el virus en la médula ósea (30% a 40% de los infectados). Algunos quedan como portadores latentes y virémicos progresivos o persistentes (30% a 40% de los infectados), se trata de los gatos que enferman y contagian al resto.

El virus de la leucemia se transmite de gato a gato

¿Qué tipo de tratamientos existen actualmente contra el virus de la leucemia felina?

Existe terapia sintomática, terapia oncológica (cuando hay linfoma o leucemia) y terapia antiviral con zoduvidina, lamivudina o raltegravir. Todas esas terapias se aplican en el centro médico Opción Felina.

¿Son efectivos los tratamientos naturales para esta enfermedad?

No existe evidencia médica fuerte (grado I o II) acerca de su eficacia, aunque sí se recomiendan como alternativas asociadas a la terapia objetiva establecida internacionalmente.

¿Cuánto tiempo vive un gato que tiene el virus de la leucemia?

El gato virémico progresivo tiene muy mal pronóstico. El 70% a 90% muere entre 18 meses y 3 años después del diagnóstico. Por lo tanto, la clave es la prevención.

¿Cuáles son las consecuencias en caso de no tratar el virus de la leucemia felina?

La enfermedad es invariablemente fatal en el gato virémico progresivo. La terapia aumenta la calidad y esperanza de vida por un tiempo, en ocasiones por años, por lo cual siempre se establece terapia y estos pacientes no reciben eutanasia.  

¿La vacuna evita el contagio del virus de la leucemia felina?

La vacuna y el testeo son las medidas eficaces recomendadas de prevención y son muy buenas, junto con evitar que los gatos puedan salir de sus casas o departamentos donde puedan encontrarse con gatos virémicos que los contagien.

La vacuna es obligatoria por norma internacional para el 100% de los gatitos antes de un año de edad, con dos dosis aplicadas luego de la realización de un test de retrovirus y que este haya sido de resultado negativo a esta virosis.

Posteriormente, va el segundo refuerzo al año de la última dosis. Después de los dos años de vida, solo se siguen vacunando los gatos que tengan riesgo de exposición, cada 1 a 2 años de por vida según el nivel de riesgo.

¿Qué otras recomendaciones debemos considerar para evitar el contagio de este virus?

Cada año, testear a todos los gatos y a los que acceden a los patios. Aplicar las dosis obligatorias de la vacuna a todos los gatos menores de 2 años. Mantener a los gatos en régimen confinado ("indoor") con desparasitación estratégica al día (antiparasitario interno mensual de por vida y externo siempre vigente). Respetar los pilares del bienestar felino para disminuir el estrés. No eutanasiar a los positivos. Por último, tratar a los gatos afectados virémicos progresivos y monitorearlos a intervalos regulares a lo largo de su vida.

Entrevista realizada por Natalia Messer.

icon warning

Los consejos publicados en Wamiz tienen una finalidad informativa y nunca deben ser utilizados como un sustituto a la consulta con un veterinario o especialista de la salud.

Deja un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Estás seguro de querer borrar este comentario?

Conéctate para comentar