¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

¿Cómo dan besos los gatos?

Gato dándole afecto a otro gato

Frotar o "amasar" son muestras de afecto para los gatos.

© Amawasri Pakdara / Shutterstock

Las expresiones de cariño de los felinos no siempre son iguales a las nuestras. Te explicamos cuándo y por qué te besan, lamen o dan mimos.

Por Lucía F. Vargas

Actualizado el 30/3/21 9:44

Si tienes un gato, seguro que alguna vez te has preguntado cómo mostrarle tu afecto y cómo te lo muestra él.

Pues bien, antes que nada, debes tener clara una cosa: no existen manuales infalibles.

Es decir, en cada gato, al igual que en cada humano, hay todo un mundo.

No hay dos felinos iguales de la misma manera en que no hay dos dueños iguales.

Por eso, aquí te mostraremos algunas nociones básicas de la cuestión. Aunque, como siempre, en caso de que sientas que el comportamiento de tu felino es extraño o que pueda pasarle algo, lo mejor es que acudas a tu veterinario.

Es importante recordar que los gatos se comunican de una manera distinta a la nuestra. Tenemos que aceptar que nuestros besos y abrazos no siempre pueden ser bien recibidos por nuestras mascotas.

Para expresar amor, los gatos no usan los labios.

¿Cómo dan besos los gatos?

Los llamados "besos de gato" consisten en un acercamiento en el que tu minino cerrará sus ojos y te dedicará una mirada serena y tranquila. Se trata de una discreta forma de "besar" que no involucra contacto físico, pero que dice mucho sobre el estrecho vínculo que te une a ti y a tu felino.

Por otra parte, aunque los "lamidos de afecto" se vinculan más a los perros, los gatos también pueden replicar esta conducta, aunque suelen hacerlo más cuando son los únicos gatos de la casa. El lamido de un gato significa que este nos reconoce como a miembros de su manada.

¿Cómo se dan besos los gatos entre ellos?

Lo más habitual entre los felinos es emplear la postura corporal para comunicarse. Así, las posiciones y los movimientos de la cola de un gato, por ejemplo, dicen mucho de lo que sienten en cada momento.

Si dos gatos se acercan, levantan su cola y tuercen levemente la punta, esta es una postura amigable que indica que se sienten felices y seguros.

Los gatos enfadados, por ejemplo, suelen mostrar la famosa "cola de cepillo" (cola arriba, bufada y pelos erizados).

Otra forma de mostrar afecto que tienen los felinos es “amasar”. Los gatos cachorros amasan los pezones de sus progenitoras para estimularlos y succionar más leche. Se trata de un hábito instintivo que queda en ellos para siempre, de modo que cuando lo hacen es porque siente bienestar y placer. Y esto les recuerda a aquellas primeras semanas con sus madres.

Otras muestras de afecto entre gatos es frotarse, dormir juntos o “regalarse” animales muertos.

¿Qué significa que tu gato te dé un beso?

Desafortunadamente, aún hoy existen muchos prejuicios sobre el comportamiento de los gatos a la hora de mostrar su afecto.

Si observamos el comportamiento de la mayoría de los felinos domésticos, llegaremos rápidamente a la conclusión de que no les gustan los besos en ninguna parte de su cuerpo. Tampoco los abrazos, que les darán sensación de estar aprisionados, ni que les rasquen partes del cuerpo que ellos entienden como vulnerables, como su barriga.

No obstante, con el paso de los años, muchos felinos terminan acostumbrándose a nuestras muestras de afecto, aunque no les resulten naturales, con lo que no es extraño que los mininos de más edad acepten con cada vez mejor talante estos besos y abrazos como muestras de nuestro cariño e incluso, finalmente, se animen a darnos un "beso". No olvides, sin embargo, que se trata de comportamientos adquiridos que no les son naturales. Respeta sus preferencias siempre que puedas.

Los gatos dan "besos" con la mirada

¿Cómo demostrarle a tu gato que lo quieres?

Como hemos dicho al principio, cada gato es un mundo, por lo que lo mejor que puedes hacer es tratar de identificar qué le gusta.

Con el tiempo, aprenderás a interpretar todas y cada una de las posturas y caras de tu felino para saber si está disfrutando de tu compañía o si tal vez es interesante volver más tarde. Recuerda que los gatos son animales muy sensibles e inteligentes y que de vez en cuando necesitan su espacio.

Es importante no estresarlos.

Para saber dónde acariciarlo, prueba pasando tu mano suavemente por su lomo tratando de identificar las zonas que le resultan más agradables.

Recuerda: nada de tocarles la barriga, puedes llevarte un mordisco o un arañazo.

Ten en cuenta que tal vez la forma más sencilla de mostrar tu afecto a tu gato sea cuidarlo.

Una nutrición completa y equilibrada, estimulación física y mental, una correcta socialización, una adecuada medicina preventiva a lo largo de toda su vida con visitas al veterinario cada 6 meses que tengan en cuenta su carta de vacunación y sus periódicas desparasitaciones son la mejor manera de decir a nuestro minino que lo queremos.

Él solo encontrará la manera de corresponder a nuestra preocupación por él.