¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

¿Las pulgas de los gatos se transmiten a los humanos?

Gato con pulgas abrazando a un humano

 La pulga del gato puede atacar también a los perros.

© Veera / Shutterstock

Los gatos son tan particulares que hasta tienen su propia especie de pulga. Conoce aquí cómo las pulgas de gato pueden afectarte y cómo evitarlas.

Por Dr. Gabriel García, veterinario y redactor médico en la sección 'Mascotas' del periódico EL TIEMPO

Actualizado el 31/5/21 9:27

Por más que extrememos los cuidados con nuestros gatos, en algún momento de la vida ellos pueden ser víctimas de las pulgas y, a través de ellos, nosotros también.

Este pequeño insecto saltarín puede llegar a ser causante de grandes molestias y enfermedades en el gato y en el ser humano.

Por este motivo, ante el primer indicio de inquietud, rascado constante, incomodidad y uno que otro mordisco en la piel del gato, hay que examinar la piel y el pelo del animal para erradicar a este minúsculo visitante de problemas gigantes: la pulga.

¿Cómo son las pulgas de los gatos?

Una pulga es un pequeño insecto hematófago (es decir que se alimenta de sangre), que puede llegar a medir menos de 1 cm, de color negro o marrón oscuro y que es reconocido ampliamente no solo por ser un parásito externo de muchos animales, sino también por sus característicos saltos que le otorgan la característica de ser muy esquiva.

Por estos pequeños saltos y gracias a su evolución, las pulgas pueden transmitirse con facilidad y alimentarse de diferentes especies animales, dentro de las cuales se encuentra el ser humano.

Los gatos tienen su propia especie de pulga, la Ctenocephalides felis, que no solo puede llegar a afectarlos a ellos, sino también a los perros, conejos, roedores, otros animales domésticos y también al hombre.

Si bien la ciencia la describe como “la pulga del gato”, las diferencias anatómicas entre las diferentes especies de pulgas son diminutas y tienen que ver principalmente con la forma de la cabeza.

Lo importante es que todas las pulgas están anatómicamente diseñadas para alimentarse de la sangre del huésped de turno.

¿Cómo se transmiten las pulgas de los gatos?

La pulga del gato está ampliamente distribuida casi por todo el planeta tanto que en la actualidad es considerada como la especie de pulga con mayor distribución en el mundo llegando incluso a encontrarse en caballos y cabras e incluso en animales silvestres como mapaches y zarigüeyas.

Esta especie de pulga se transmite fácilmente por contacto con un animal que las tenga o con un medio ambiente que sea propicio para su reproducción y supervivencia, como lugares de temperatura y humedad media.

Bajo esas condiciones, la pulga puede sobrevivir hasta 6 meses en los rincones de la casa o lugares como el jardín, cobijas, camas u otros elementos de uso diario de tu gato. En esos elementos la pulga se desarrolla, pero para completar su ciclo de vida, necesita de un huésped final que puede ser un gato u otro animal.

Es allí donde alcanza su forma adulta, es capaz de reproducirse y poner huevos que se transformarán en otras pulgas adultas.

¿Cómo saber si tu gato tiene pulgas?

Lo notarás con facilidad. Primero, porque al hacer el cepillado (que debe hacerse con un cepillo adecuado y por lo menos tres veces a la semana), podrás evidenciar unos pequeños puntos saltarines negros y también pequeños puntos oscuros que corresponden a la materia fecal del parásito. También es fácil identificar que tu gato tiene problemas con las pulgas ya que lo verás inquieto, con rascado y lamido constante y, en casos de infestaciones importantes, lo observarás decaído, deprimido, inapetente, desmotivado, con poco pelo o pelo sin brillo.

¿Qué pasa si no tratas a tiempo las pulgas de tu gato?

Las pulgas en los gatos pueden ocasionar problemas serios en el animal debido a su reproducción descontrolada y rápida. 

Tipos de problemas en tu gato que puedes observar si este tiene una o más pulgas:

Dermatitis alérgica por pulgas

Es la reacción más común. La saliva que la pulga deposita sobre la piel del gato al alimentarse es rica en agentes que el cuerpo de tu gato detecta como extraños y responde produciendo picazón intensa, inflamación de la piel, pérdida de pelo, enrojecimiento, laceraciones y otro tipo de lesiones más complejas.

Anemia

La pulga es un insecto que se alimenta de la sangre de tu gato. En casos de infestaciones graves, puede haber una pérdida importante de sangre desencadenando síntomas de anemia que son fáciles de observar al hacer un cuadro hemático de tu gato.

Tenias

Las pulgas son hospedadores intermedios de este tipo de parásitos internos. La pulga adulta en su interior contiene formas juveniles de los parásitos que, al ser ingeridas por tu gato, puede desarrollar una tenia en aproximadamente 20 a 30 días.

Anemia infecciosa felina

Es causada por una bacteria conocida como Mycoplasma haemofelis. Esta enfermedad afecta principalmente a los glóbulos rojos de tu gato.

Bartonelosis

Es causada principalmente por la Bartonella henselae. Esta bacteria afecta no solo a las células de la sangre, sino también a las células del cuerpo que cubren los vasos sanguíneos produciendo signos como hemorragias, problemas nerviosos y también afecciones en el hígado o el bazo.

¿Las pulgas de los gatos se transmiten a los humanos?

Claro que sí. Aunque el huésped preferido es el gato, las pulgas también pueden alimentarse de la sangre de los seres humanos de manera incidental. Cuando no se hace un tratamiento efectivo contra las pulgas de tu gato y también en el medio ambiente, las pulgas te pueden afectar a ti y a los demás miembros de tu familia.

Estas se transmiten al tener un contacto estrecho con el gato: al dormir en la misma cama, compartir los mismos espacios y, sobre todo, no tener un buen nivel de aseo y desinfección de las zonas en el hogar.

Las pulgas prefieren esos sitios del hogar a los cuales es difícil de llegar y en los cuales se acumula polvo y otros elementos como células muertas de la piel, pelos, tierra, entre otros elementos.

¿Cómo saber si tengo pulgas de gato?

Tienes que estar alerta si observas signos como picazón, enrojecimiento, inflamación y calor en ciertas zonas de tu piel, como por ejemplo: piernas, brazos o abdomen, que son los lugares favoritos en los que las pulgas pican.

También es fácil observar los puntos negros que corresponden a la materia fecal de la pulga, los cuales pueden estar en tu cama o incluso en tu ropa o en tu piel.

Adicionalmente, las pulgas también pueden causarte una inflamación de la piel o problemas más complejos como náusea, mareo o dificultad respiratoria como consecuencia de la alergia a la saliva del parásito.

La sintomatología de una infestación por pulgas en los humanos es muy similar a la que se produce en los gatos, aunque, existe una enfermedad a la cual hay que prestarle atención: la rickettsiosis. Esta se produce por una bacteria (Rickettsia felis) que en los seres humanos puede producir fiebre, cansancio, sarpullido y/o dolor abdominal y de cabeza. Si bien no es una enfermedad grave o mortal, sí puede hacerte pasar momentos incómodos.

¿Cómo eliminar las pulgas de los gatos?

El tratamiento de las pulgas debe ser integral. Es decir, debe hacerse tanto en el gato como en el medio ambiente.

Tratamiento para eliminar las pulgas en los gatos

En la actualidad existen diferentes tipos de tratamiento contra las pulgas para gatos. En el mercado puedes encontrar productos como jabones, champús, talcos, tabletas, collares y tratamientos tipo spot on o pipeta.

Adicionalmente, se puede hacer uso de tratamientos caseros (cuando son infestaciones leves), a través del cepillado frecuente o haciendo uso de productos como infusiones para aplicar sobre la piel del gato con manzanilla o cítricos como limón, mandarina, pomelo o naranja, vinagre blanco diluido en agua, aceites esenciales o a través de plantas como la lavanda, citronela o romero.

Cómo eliminar las pulgas en casa 

Lo ideal es hacer una limpieza constante y dedicada del entorno: camas, cojines, sofás, pisos, cobijas, etc. Esta limpieza debe ser frecuente, para romper el ciclo de vida de la pulga, y haciendo uso de elementos como escoba o aspiradora para retirar el exceso de polvo, células muertas, cabello u otros residuos.

Además, también puedes hacer uso de productos de limpieza especializados o caseros como lejía o hipoclorito, vinagre, infusiones de manzanilla, cítricos, romero o menta o aerosoles antiparasitarios que se consiguen actualmente en el mercado.

Cómo eliminar las pulgas de gatos en el ser humano

No existe un tratamiento diseñado especialmente para los seres humanos. Lo que se hace en los casos de picadura de pulgas en el hombre es un tratamiento de la picadura en sí. Es decir, se emplean cremas, lociones, repelentes o tratamientos caseros como el vinagre, bicarbonato de sodio diluido en agua o aloe vera, para disminuir la picazón y evitar la infección de las heridas.

No hay que temer a que tu gato te transmita las pulgas, solo debes ser un poco más cuidadoso con la desparasitación externa de tu minino y de la higiene y limpieza de tu hogar. Esas dos armas son efectivas para hacer una prevención y control de las pulgas en tu gato, en tu hogar y en ti.

Los consejos publicados en Wamiz tienen una finalidad informativa y nunca deben ser utilizados como un sustituto a la consulta con un veterinario o especialista de la salud.