¡Bienvenidos a Wamiz Latinoamérica! 🌎

Publicidad

Remedios caseros para el estreñimiento en gatos

Un gato con estreñimiento mira preocupado desde su bandeja de desechos

La falta de agua puede causar estreñimiento.

© Uryupina Nadezhda / Shutterstock

El estreñimiento en gatos es un problema bastante normal. Aquí te dejamos algunos remedios caseros que pueden ayudar a tu mascota.

Por Dra. Holly Graham, veterinaria miembro del 'Royal College of Veterinary Surgeons' (MRCVS) del Reino Unido

Actualizado el 27/3/21 18:27

El estreñimiento en gatos es un problema relativamente común. Se debe tener cuidado con algunos remedios caseros. Y una visita al veterinario es esencial para determinar la causa del estreñimiento.

Mantener a tu gato en buen estado de salud es vital para que tenga movimientos intestinales regulares.

Vigila el apetito, el peso y el consumo de líquidos de tu gato para asegurarte de que se encuentra en las mejores condiciones físicas.

Es útil saber si tu gato es más un adicto a la televisión o un atleta.

Para entender las causas y las posibles soluciones ante el estreñimiento en gatos, la Dra. Holly Graham, veterinaria miembro del Royal College of Veterinary Surgeons (MRCVS) del Reino Unido, nos ayuda a quitarnos todas las dudas.

¿Qué es el estreñimiento en gatos?

El estreñimiento es muy molesto. Los felinos estreñidos se sienten incómodos. Ya sea esforzándose en la caja de arena, expulsando pequeñas heces duras o simplemente no yendo al baño.

Los gatos estreñidos pueden estar sentados durante mucho tiempo en su bandeja, gritar o simplemente darse por vencidos sin que pase nada en absoluto.

Y en caso de que salga algo, si el popó de tu gato es duro y seco, es probable que sea una señal de que está estreñido. El estreñimiento no es infrecuente entre los gatitos y los gatos adultos, pero es importante llegar al fondo del problema.

Los gatos que no han ido al baño en más de 24 horas pueden tener un problema. Mantenerte al día con los hábitos de baño de tu mascota puede ser difícil, en especial si tu gato generalmente hace popó afuera. Si hay un cambio en la rutina de tu mascota y va al baño menos de lo normal, vigila de cerca lo que está produciendo en la caja.

La causa más común del estreñimiento es la deshidratación

Causas del estreñimiento en gatos

Hay muchas razones por las que tu gato puede estar estreñido. La más común es la deshidratación. Si tu gato no ha comido tanta comida húmeda o ha bebido menos, es posible que esto se esté manifestando en sus heces.

El estreñimiento también puede ser causado por problemas médicos y de comportamiento.

Las causas médicas del estreñimiento incluyen:

  • Deshidratación: problemas médicos como la enfermedad renal crónica, la diabetes o los vómitos pueden aumentar la pérdida de líquidos.
  • Ingesta reducida de agua: enfermedades y dolores dentales, dietas altas en sal, falta de acceso a fuentes de agua.
  • Dolor: problemas de postura en la bandeja por artrosis o traumatismo, infecciones o impactaciones de las glándulas anales.
  • Bloqueo de los intestinos: cuerpos extraños o masas en los intestinos.
  • Cierto tipo de medicamentos.
  • La obesidad.
  • Otras causas pueden incluir bolas de pelo o pelo en el tracto gastrointestinal, poca fibra dietética o falta de ejercicio: los gatos perezosos suelen sufrir estreñimiento. Los problemas de comportamiento también pueden influir.

Síntomas del estreñimiento en gatos

La mayoría de los gatos usarán la bandeja de arena al menos una vez al día. El olor es suficiente para que la mayoría de los propietarios la limpien con regularidad, por lo que debes notar un patrón en la caca de tu gato.

Las heces deben estar formadas, pero no demasiado firmes, sin sangre ni mucosas. Si las heces son líquidas o de tamaño pequeño, o si hay rayas frescas de sangre, podría ser un signo de estreñimiento.

Si no hay depósitos, o si son pocos y distantes, puede haber un problema.

Otros signos de estreñimiento son:

  • Un abdomen tenso o dolor abdominal.
  • Esfuerzo o llanto al intentar evacuar las heces.
  • Falta de apetito.
  • Vómitos.
Las heces con sangre son un signo de estreñimiento

Tratamiento del estreñimiento en gatos

Una visita al veterinario es recomendable antes que cualquier remedio casero. Esto se debe a que algunas afecciones que causan el estreñimiento pueden requerir tratamiento médico, como líquidos por vía intravenosa o el diagnóstico de una condición existente.

Si hay una obstrucción en los intestinos, puede ser peligroso administrar cualquier medicamento o tratamiento en el hogar sin consultar a un veterinario.

El estreñimiento leve puede tratarse en casa con unos simples pasos, pero si esto no tiene resultados, hay que llamar a un veterinario de inmediato para obtener ayuda.

Aumentar la hidratación es una manera fácil de ayudar a que los intestinos de tu gato se muevan. Asegúrate de que tu gato tenga acceso al agua en todo momento.

Puede ser útil tener varios tazones de agua. A muchos gatos les gusta beber lejos de sus tazones de comida, así que intenta separarlos.

Las fuentes de agua o los grifos se adaptan a algunos gatos y pueden aumentar su consumo.

Las dietas húmedas son otra forma infalible de aumentar la hidratación de tu mascota.

Jugar con tu gato ayuda

Aumentar los niveles de actividad de tu gato es otro método para ayudarle a que sus intestinos vuelvan a la normalidad, además de ser divertido para ti y tu mascota.

Los juguetes y pelotas permiten hacer que tu mascota se mueva.

El masaje suave de la barriga de tu gato puede ayudar a aliviar algunas molestias, pero ten cuidado de no presionar demasiado.

Si crees que la dieta de tu mascota puede estar baja en fibra, habla con un veterinario o una enfermera veterinaria sobre cómo puedes mejorarla para que tu gato vaya más frecuentemente al baño.

El puré de calabaza es un laxante natural para los gatos

Remedios caseros para un gato con estreñimiento

El puré de calabaza se puede usar en pequeñas cantidades como un laxante natural.

Hecho en casa o comprado puede ser efectivo para restaurar el ritmo natural de tu gato.

Pero ten cuidado con los purés: asegúrate de que todos los ingredientes sean seguros para tu gato.

La mayoría de los gatos no disfrutarán la calabaza sola, por lo que podría ser más fácil mezclarla con su comida o golosinas favoritas.

Los productos como el aceite de oliva no son seguros para agregar a la dieta de tu gato. Nunca hagas esto sin consultar a un veterinario, ya que las dietas altas en grasas pueden ser peligrosas para los gatos.

A los gatos les puede gustar la mantequilla como una golosina poco saludable, pero no curará el estreñimiento. Tan grasosa como es, no generará heces firmes. El aceite de pescado puede ayudar con la protección de las articulaciones, pero también es otro remedio casero que es poco probable que dé resultados notorios.

Las dietas altas en grasas son perjudiciales para los gatos. Para los casos leves de estreñimiento, el manejo dietético puede ser todo lo que se necesita. Una vez que esté adecuadamente hidratado y listo para ir al baño, los hábitos de tu gato para hacer sus necesidades volverán a la normalidad.

¿Cuándo ir al veterinario?

Si has notado cambios en la rutina de ir al baño de tu gato, o si sus desechos no son del todo correctos, es hora de ir al veterinario.

Monitorear lo que hay en su bandeja de arena es una buena idea para averiguar qué es normal.

Si ninguno de los tratamientos caseros recomendados hace una diferencia rápidamente, puede ser el momento de una intervención médica.

Si el estreñimiento no se resuelve rápidamente, el veterinario deberá tratar de encontrar la causa.

La mayoría de los gatos solo necesitan algunos medicamentos, pero otros gatos pueden necesitar enemas o incluso cirugía si hay un bloqueo.

Los consejos publicados en Wamiz tienen una finalidad informativa y nunca deben ser utilizados como un sustituto a la consulta con un veterinario o especialista de la salud.